Álvaro Núñez, diseño ético, responsable y tradicional en Autóctono

El diseñador costarricense Álvaro Núñez Salazar ha creado Autóctono, una marca de diseño ético y responsable que recupera las técnicas y diseños de las comunidades indígenas.  Piezas únicas que no están sometidas a procesos industriales, elaboradas por artesanas costarricenses que utilizan los textiles tradicionales y el cuero. Los productos de Autóctono reflejan la identidad de Costa Rica y cuentan las historias de un pueblo que se niega a perder su tradición ancestral, que han pasado de generación en generación a pesar de la invasión de costumbres de un mundo ajeno a ellos. Caras de la Información habló con Álvaro Núñez Salazar para saber más sobre Autóctono y su visión de empresa ética y responsable.
¿Cómo surge la idea de crear Autóctono?
Todo surge con mi proyecto de graduación para optar por mi titulo en la carrera de diseño de modas en el 2005; buscaba una propuesta de diseño 100% costarricense que tuviera características muy propias de mi tierra, fue todo un descubrimiento de mis raíces indígenas y digo “descubrimiento” porque no tenía conocimiento sobre las diferentes comunidades indígenas y sus artesanías. Para iniciar el proyecto seleccioné una de las comunidades que elaboran textiles a mano en telar de cintura, Boruca ubicado en la provincia de Puntarenas, la región Brunca de Costa Rica. Fui hasta esta reserva literalmente a tocar las puertas a ver quien quería involucrarse en este sueño que tenia en mi cabeza. Así conocí a una de las señoras que es líder y presidenta de la asociación con la que trabajamos actualmente. Al inicio elaboramos una colección de ropa, el proyecto dio muy buenos resultados pero creo que se adelanto a su tiempo, pero ese período me sirvió para acumular experiencia como diseñador en empresas del sector textil, cuero y calzado de mi país. Hasta que en el 2012 retomé el proyecto luego de salir de mi zona de confort en una gerencia de mercadeo.
Ahora Autóctono renace con un sentido mas comercial, sin dejar de la lado la recuperación de nuestra herencia ancestral y agregando todo un sentido social y teniendo la visión de que la marca se transforme en un generador de trabajo para las mujeres indígenas de esta zona de mi país. De esta forma hoy trabajamos directamente con los artesanas pagando lo justo por su trabajo sin intermediarios y creamos una línea de accesorios donde usamos sus textiles como materia prima combinando con cuero para nuestros productos.
 ¿Por qué decidís rescatar las raíces de la cultura costarricense?
La principal razón es evidenciar el trabajo de estas mujeres, segundo creo que es mi deber como costarricense y diseñador trabajar con mi gente para generar un producto de calidad, tercero y no por ello menos importante que futuras generaciones sigan con la tradición de elaborar estos textiles que hacían sus ancestros al ver que puede ser también una entrada de dinero para generar sus propios sueños un “pueblo sin historia no tiene identidad”.
 
¿Cómo son los primeros contactos con los artesanos de las comunidades indígenas? ¿Cómo reciben vuestra idea?
Al inicio como lo comente fue una exploración de ver quien quería trabajar en conjunto, al inicio resultó difícil  que trabajaran con un “blanco” como ellos nos dicen  a las personas no indígenas, otra razón creo fue  que yo soy un hombre. Son muy desconfiados y tienen toda la razón de serlo, porque en nombre de ellos se han aprovechado de diferentes recursos. Pero al pasar el tiempo me he ganado su confianza por el seguimiento y les hemos demostrado que es un ganar-ganar. Actualmente la Asociación con la que trabajamos reciben muy bien la idea porque es lo que necesitan como ellas mismas nos lo dicen: “nosotras necesitamos trabajo y que mejor tenerlo en nuestro propio pueblo sin salir de aquí, para atender a nuestras familias a la vez”. Sin que este proyecto afecte su cosmovisión de vida.
¿Cómo es el proceso de elaboración de estas piezas únicas?
Las mujeres artesanas trabajan con madejas de hilo 100% algodón en algunos casos se hace el hilo y en otras se compra de forma industrial, luego se procede al teñido con tintes; de igual forma existe la utilización de tintes naturales como artificiales. Una vez teñidas y secas las madejas, se hacen los ovillos con los cuales se urden los hilos en forma vertical sobre un marco; más tarde se pasan a un telar de cintura, estructura compuesta por dos palos horizontales entre los cuales se dispone la urdimbre en forma vertical y así se  procede a realizar el tejido. Trabajamos en conjunto con ellas temas de color y tamaños para cuando pasan a nuestros talleres donde los combinamos con cuero y de igual forma los trabajamos a mano con altos estándares de calidad. Por esta razón son piezas únicas ya que ninguna tela es igual a pesar de que se utilicen los mismos colores siempre se impregnan puntadas y combinaciones muy propias de cada mujer.

¿Qué historias narran vuestros productos? ¿Qué líneas tenéis?

Cuentan las historias de un pueblo que se niega a perder su tradición ancestral, que han pasado de generación en generación a pesar de la invasión de costumbres de un mundo ajeno a ellos. En el pasado, estos textiles eran utilizados en la confección de prendas de uso cotidiano como taparrabos, enaguas y fajones. Estos objetos textiles también se intercambiaban por otros productos. En cuanto a nuestras líneas tenemos la de accesorios tanto para hombre y mujer y la línea de ropa por el momento trabajamos solamente por encargo.

 Hay una tendencia fuerte en América Latina de recuperar las raíces e introducirlas en la moda actual ¿Colaboráis con otros diseñadores que estén en la misma onda?
¡Me encantaría! Creo firmemente en el trabajo en conjunto y que la “unión hace la fuerza”, siempre y cuando trabajemos bajo la línea del respeto y comercio justo con estas comunidades indígenas.
¿Es necesario que nos concienciemos de que al comprar ciertos productos estamos apoyando ciertas prácticas poco justas?
Si totalmente. Pienso que estamos en un momento de la historia humana donde la información esta a la mano y es nuestro deber saber que hay detrás de los productos que consumimos y me refiero desde nuestros alimentos hasta lo que vestimos.
¿Qué proyectos tenéis?
No me gusta hablar mucho de lo que viene me gusta hablar mas de lo que estamos haciendo, pero dentro de poco tendremos una tienda virtual en nuestro Facebook para que mas personas alrededor del mundo puedan obtener nuestros productos.

Maquillaje y peinado: Rosibel Salazar, Modelo: Estefanía Gutiérez de IMM Costa Rica.

Más Información sobre Álvaro Núñez Salazar de Autóctono
Facebook 
Todas las fotografías realizadas por Carlos Céspedes cedidas a Caras de la Información

Un comentario Agrega el tuyo

¿Que te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s