Daniel Moreira: “¡No solo es ropa…son prendas con personalidad, alma y un propósito!”

Los diseños de  Daniel Moreira R. fueron un amor a primera vista. Descubrí que se trataba de uno de los creadores  más prometedores de la moda latinoamericana, y decidí contactar con él. Accedió a la entrevista inmediatamente y me relató algunos momentos de su vida y sus experiencias en el mundo de la moda con tal simpatía, ingenio, elegancia y sentido del humor que siento ganas de escribir no una entrevista sino la biografía de este genial diseñador costarricense, porque cuando le escucho percibo que el talento se expande por toda su persona, no sólo en sus diseños.

Afirmas que tu primer contacto con el diseño fue gracias a Raquel, una máquina de coser que te regaló tu madre. Cuéntanos esa historia.

 Bueno, en realidad no me la regaló mi madre, lo que hizo ella, fue llevarme a la tienda para que yo la comprara. Había ahorrado una plata y yo quería una máquina de coser porque ya no aguantaba las ganas de hacer un vestido,(aunque no supiera absolutamente nada de costura, solo de pegar un botón  como un sastre, ya que mi abuelo me enseño.) El asunto fue que lo único que me dijo mi mama fue que no la usara frente a mi papa, ya que de fijo se iba a poner furioso, esto me indignó porque yo no veía el problema. Esta fue una de las veces que no hice caso a mi mamá y me puse a usar la máquina a horas peligrosas, a horas en las que mi papa estaba a punto de llegar. La verdad es que eso lo hacía aún mejor. ¡Me acuerdo de la adrenalina que sentía! Esa bendita máquina me producía demasiada felicidad, entonces no podía dejarla sin nombre. En ese entonces yo conocía a una muchacha, amiga de un amigo, que era para mi algo esplendido. Tenia unos ojos azules gigantes y una piel como de porcelana, pelo sedoso bla bla, digamos….pues el típico cliché de muchacha hermosa que cualquier obsesivo con la moda y la belleza iba a usar como inspiración!. Por eso resulto que el nombre que le puse a la maquina fue el de esa muchacha, Raquel. Y la verdad era que de quien estaba enamorado era de mi amigo.  Parecía enamorado de dos personas…aunque el amor por la musa ahora es solo ese recuerdo relacionado con mi amada maquina…con el muchacho no funciono muy bien. Pero es inevitable que cuando hablen de Raquel me acuerde de toda esta historia.

¿Y qué fue de Raquel?

En estos momentos Raquel es toda una superviviente, a mí al tiempo y a la obsolescencia programada ya que es de tecnología simple, pero ¡nunca me falla mi Raquelita!

 ¿Le pones nombre a las máquinas de coser como B.B. King a sus guitarras?

Con respecto a los nombres, si, a muchas de mis cosas les pongo…pero no a todo…solo a lo que siento que tiene como un poco de espíritu o vida…una maquina tiene vida. Ella se cansa, se calienta, se puede fundir, pero también se puede arreglar y aceitar y limpiar! Eso para mi es algo con cierto carácter…así que para mi debe de tener un nombre.

 

Estudiaste diseño en Los Ángeles ¿Cómo fue la experiencia?

Los Ángeles, si…no se ni como llegue ahí. En realidad creo que fue por culpa de mi ingenuidad. Creí que tenía talento para la física matemática. (que no tengo).Y decidí hacer el examen de bachillerato en esas materias. Suspendí miserablemente, y con una nota que jamás se revelará. ¡BUAAA! Así de vergonzoso. ¿Y quien me dijo a mi que yo era bueno en física matemática? Pues no se, por que yo siempre le copiaba todo a mis compañeros. Gracias a esa perdida tan sin gracia, ahora tenía que retrasarme en la universidad. Y no tenia ni idea de a cual ir, así que disponía de 6 meses para hacer algo productivo, estudiar física matemática y pasar ese desgraciado examen. Durante ese tiempo me dio por pintar. Reuní una colección de pinturas todas grandes cuadradas, y pinte a unas mujeres que representaban diferentes razas del mundo. La cuestión fue que después de esos 6 meses, un primo de mi papa llego de visita procedente de Los Ángeles,  era diseñador de moda masculina muy respetado en su gremio, un creador al que hasta hoy admiro mucho. Y de hecho el fue una gran influencia en como yo  veo la estética de la ropa masculina. Vio mis pinturas y sugirió que en L.A había una muy buena escuela de modas y que con gusto podía darme posada, ya que al ser soltero tenía en su apartamento una habitación extra.(Quien hace eso?…creo que solo alguien, que de verdad quiera darle una oportunidad a otra persona, hace eso) El es una gran persona. Mis padres accedieron aunque la escuela era cara y suponía un esfuerzo económico, cosa que les agradezco, ellos siempre me apoyaron. Me aprendí las benditas fórmulas y pasé el examen con la nota mínima y me fui a Los Ángeles, no sabía que eso iba ser el principio de todo. Estar en Los Ángeles en el Trade Technical College fue una de las mejores experiencias de mi vida, y debo a esa institución tanto agradecimiento por el montón de conocimiento que me dio.

Y un día decides que quieres trabajar para Óscar de la Renta y hasta que no lo consigues no paras.

Óscar era mi ilusión, era como cuando un niño ve una foto de alguna estrella de rock y quiere ser como ella. Óscar era lo que yo quería ser. Definitivamente el era mi ídolo. Y me identificaba demasiado con el ya que era latino y había salido del país a estudiar. Durante tres años de estudio visite casi todos los domingos la vitrina de la tienda de Óscar en Melrose Place, en West Hollywood. De vez en cuando me atrevía a entrar y ver la ropa, y esos días me vestía bien para que no me tomaran como una molestia en la tienda. Termine mis estudios y decidí buscar trabajo en LA. Un amigo me  llevo a una tienda para que mostrara mi trabajo. Los dueños de la tienda me dijeron que mi ropa era muy cara para producir y que no era factible para su mercado. Desilusionado me fui a la casa y esa noche me puse a ver desfiles de Óscar… Estaba definitivamente deprimido y desesperado apenas el segundo día de haber llegado a Los Ángeles y ya mi primer NO, me estaba matando. Al día siguiente me levante y lo primero que pensé fue: ¡Voy a ir a trabajar para Óscar! Mentí a mis padres y les dije que había conseguido trabajo en Óscar de la Renta. Hice un vestido rojo de lana y seda, bordado y con piel en el ruedo. Y me fui a la tienda. La encargada me remitió a la las oficinas de Nueva York. Pero no tenía plata para viajar a Nueva York, entonces me acordé de que mi tía vivía allí la llamé y le pedí ayuda. Ella me abrió los brazos, durante un mes fui todos los días a la oficina de Óscar de la Renta, cuando estaba a punto de tirar la toalla la recepcionista vio mi trabajo y me presentó a un amigo suyo que sería mi futuro jefe. Trabajar para Óscar abrió mis ojos a muchas realidades. Realidades de la industria que tal vez no son tan buenas o esperanzadoras. Las fantasías de la universidad en donde todo era experimentación y libertad se habían ido.

 ¿Cómo fue trabajar allí?¿Qué aprendiste en Óscar de la Renta?

Como mi jefe no me dejaba hablar me dedicaba a observar con detenimiento todo lo que me rodeaba. Atendía y tomaba nota de cómo escogían las telas de la colección, la cantidad de blusas o vestidos que iban a salir, el por qué de esos diseños. Ver todo ese proceso, y comprobar que era exitoso, temporada tras temporada, es lo que me dio la confianza de hacer mi colección y tomar como referencia mi experiencia en Óscar. Es como copiar un mecanismo de trabajo que ya esta aprobado para servir…y por supuesto incluir mi toque personal y eliminar algunas cosas que no me gustaban. De quién más aprendí fue de las costureras que eran señoras de tercera edad y con personalidades en su máximo potencial de excentricidad. Cada una era como un personaje principal de una película. Los  choques en el taller era muy frecuentes. Pero por eso cada día era muy entretenido, uno nunca sabia lo que podía pasar. Veía como las colecciones empezaban de cero..de NADA, y en 3 meses teníamos un show con alrededor de unos 50 looks. Pero había muchas cosas que no me gustaban…como por ejemplo el hecho de que las colecciones ya no poseían su concepto inicial, el grupo de diseñadores diseñaba a lo loco y en cantidad masiva y después se hacia un recorte de lo que no iba.  Ese no es el proceso natural de crear una colección. Era una forma mecánica y fría…

¿La trastienda de la moda?

Si. También me sorprendió que horas antes del show se le daba a Óscar un papel con lo que tenia que decir acerca de la colección. Como si el no supiera de que se trataba. Uno se daba cuenta de esa frialdad y de como un proceso hermoso y totalmente viable era destrozado por ambición, por hacer todo más rápido y más barato, en detrimento de la calidad de la ropa, pero sin bajar los precios. Al ver esas cosas era cuando pensaba que podía hacer algo diferente.

¿La experiencia te hizo darte cuenta de que querías poner en marcha tu propia idea de negocio?

Tengo que aceptarlo….todo artista tiene de una u otra forma un ego monstruoso y debe de ser llenado, y aunque me considero una persona humilde, ¡Yo quería SER ÓSCAR!  ¡Quería ser el creador! El que sale al final del show, el que le explica a la gente su obra…y solo había una manera de serlo,  teniendo mi propia compañía, donde no tenía que ganarme el puesto sino más bien construirlo. Después de un año me sentía mal, porque una persona joven no puede estar cómoda, si no uno no crece está como muerto. Así que me fui sin dar razones, ni explicaciones, como un fantasma había aparecido ahí y como un fantasma me fui.. nunca hasta ahora he sabido nada mas de la compañía o de alguien que conociera allí. Era un capitulo importante que tenia que cerrarse para poder seguir. No lo tomo como un desprecio, si no mas bien ese corte abrupto era mi manera de decir que un cambio radical tenia que hacerse. No mas Óscar, Gracias Óscar, pero ahora YO voy a ser Óscar.

¿Cómo fueron los comienzos con tu propia casa de modas?

 Quería calor, quería trópico, quería curvas y quería mi propia marca. Nos vamos a Costa Rica….en donde toda mi vida había escuchado a las mujeres quejarse de que no había ropa. Llegué con la idea de que no volvieran a quejarse las mujeres, yo haría esa ropa que demandaban. Quería vestir a mi pueblo. Comencé como muchos..en la cochera de mi casa, con Raquel y otra maquina Berta, una juki industrial. y ese año hice solo un vestido. El siguiente año gracias a ese vestido hice al rededor de 30.

¿Cómo es emprender en Costa Rica?

Es una gran satisfacción ver que las mujeres ticas me entienden y yo las entiendo a ellas. Costa Rica es muuuy difícil…la industria es demasiado joven y todavía el pueblo tiene la mente muy cerrada a cosas nuevas. Además estamos bombardeados con grandes empresas masivas que nos estancan como industria. La gente esta apenas empezando a confiar en los diseñadores. Es una cuesta empinada pero no imposible. Pero lo mas importante es que el hielo ya esta roto, es cuestión de machacarlo más. La esperanza es que la juventud tiene mucha hambre de moda y es la fe de todo diseñador el tener un pueblo que tenga una mente abierta al cambio y cultura del diseño.

Estoy asombrada del talento que hay en el mundo de la moda en América Latina ¿Crees que se conoce suficientemente?

Latinoamérica y en especial Costa Rica sufre de algo llamado “malinchismo“…y ese termino data de los tiempos de la conquista y Hernán Cortés…el cual tenia una amante india que traiciono a su propio pueblo siendo vocera y espía de Cotés. Somos traidores con lo nuestros Preferimos lo externo, sus modas y costumbres y lo autóctono es visto con desprecio y se le da poco valor. El tico paga por algo que no conozca aunque sea un producto mediocre, pero solo el hecho de que algo sea nacional ya es visto con confianza y ligereza.  Es una lucha constante pero para eso estamos los testarudos que no nos damos por vencidos. Educar a un pueblo es algo muy difícil pero es una lucha en la que quiero estar.  Cada colección es una historia y es una herramienta para educar.

¿Qué te inspira a la hora de diseñar?

No se, no tengo ni la menor idea…Creo que si lo supiera ya no seria divertido…cualquier estupidez puede servir de inspiración…La gente piensa que uno se sumerge en libros de arte y moda y profundiza acerca de todo y no…Para mi es simple, todo llega naturalmente. Es un misterio ya que todo viene siempre de una manera espontanea. Cuando creo una colección todo empieza de una sola prenda, y a partir de esa sale la segunda y la tercera y así hasta tener la colección completa. AMO que mis piezas tengan una historia, que sean parte de una novela por que eso hace que tenga un sentimiento extra.  ¡No solo es ropa….son prendas con personalidad, alma y un propósito! El estar feliz inspira, el estar triste inspira, el hecho de ser sensible a todo lo que a uno lo rodea hace que la inspiración sea algo tan normal que no le encuentro otra explicación que decir que es un misterio.

Tu ropa es muy elegante, bien cortada, lujosa y con unos detalles espectaculares ¿Qué es lo que más te interesa a la hora de confeccionar una pieza?

 Tengo una fijación extrema con lo que representa lujo y elegancia…desde pequeño me atraía ese concepto…yo amaba lo que brillaba, lo que lucia costoso, difícil de hacer y difícil de obtener. De cierta manera, esa fijación de lujo en el diseño es un fetiche que marca la diferencia cuando elaboro un vestido…por mas casual que sea; TIENE que verse lujoso. Es también un poco la personalidad obsesiva compulsiva y perfeccionista que tengo…no puedo dormir bien con solo pensar que algo no esta bien terminado o con el estándar de calidad que a mi me gusta.

¿Qué proyectos tienes?

 ¡Mis proyectos son diseñar lo mas que pueda! Consolidar mas mi marca y reformar mis colecciones. Quiero afianzarme en el mercado tico y solo creando se puede lograr. Quiero hacer propuestas prácticas de ready to wear, y también quiero hacer muchas piezas artísticas ya que eso enamora al público. También tengo proyectos para hacer una colección de ropa masculina. Pretendo que esta etapa en la que mi empresa es un bebe, se forme mi carácter lo suficiente como para poder tener la confianza de expandirme internacionalmente una vez haya conquistado el mercado tico. En estos momentos mi país es la prioridad. Además soy de los que piensa que las grandes cosas llevan su tiempo y maduración.  A veces no pienso que sea difícil por el reto físico; si no más bien pienso en que mi salud emocional debe de estar solida para salir a otras fronteras.

¿Cuándo te veremos en España?

 España es una gran influencia para mí. ¡Su estética cultural y el diseño en general me fascina! Y lo que mas me inspira es ese antaño español de hace unos 100 años. Una vez mas volviendo a esas épocas en donde lo eras todo si eras elegante. Eso si…es un mercado que me aterra, ya que tiene propuestas y diseñadores de muy alto calibre. Aunque yo se que hay lugar para mi en los corazones españoles… Pero quiero que cuando llegue ahí sea porque tenga un proyecto que impresione y compita en un mercado tan consolidado como el español. No me da miedo…es solo que mi ego no me dejaría hacer algo simplemente bueno…si yo voy a España es para dejar bocas abiertas…y para eso pienso que me falta un poco. Ya estoy en el horno pero me falta.

Más información sobre Daniel Moreira R.

Facebook

Todas las fotos cedidas por Daniel  Moreira R.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Marta dice:

    Como cuenta este diseñador es un genio. Me gustan sus creaciones y como las presenta, seguro que pronto vemos sus trajes en pasarelas internacionales, son una maravilla
    Un beso

    1. Marta, desde que vi sus diseños soy una incondicional de este joven talento cotarricense, estoy rendida a su gusto, a su elegancia..un genio
      Un beso

¿Que te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s