María Isabel Saavedra: “Delante del público uno sabe a que vino a este mundo”.

Quede con María Isabel Saavedra en La Latina, compartí con ella confidencias en las calles de Madrid, mientras el fotógrafo Ikary Perera Blanco le hacía una sesión fotográfica. Sabía que era una de las compositoras más grabadas de Colombia, además de escritora, conferenciante y una mujer comprometida y solidaria. María Isabel Saavedra me habló, ya instaladas en una terraza de Ópera, de su amor por la cultura,de las dos fundaciones en las que trabaja, de sus retos como persona y como artista, y recordó su encuentro con Armando Manzanero, el hombre que le cambió la vida e hizo que abandonara su exitosa profesión como gestora cultural al frente de un teatro propio en Bogotá para hacerse un lugar en el mundo de la música. Durante esa cortica carrera, como ella dice, la cantautora colombiana ha compuesto para Albita, Barullo,Piero, Oscar de León, Ivy Queen, La India, Son by four,  Alejandro Jaén, Yolandita Monge, Rey Ruiz, Maria Rivas, Alberto Plaza, Carolina la O, Edith Marquez, Helenita Vargas, Andrés Cepeda, Antonio Muñiz, Kika Edgar, Margarita la diosa de la cumbia, Manny Manuel, Jose Luis, Ilona, Inés Gaviria y Antonio Cortés, entre otros.

 ¿Cuándo comenzó tu interés por la música?

Empecé a escribir a los 9 años, cosas de una niña de esa edad que vivía en un pueblo pequeño, Ginebra, en el Valle del Cauca, al lado de una montaña y un río, rodeada de libros y música. Era una estudiante muy indisciplinada, me faltaba atención para enfocarme en una sola cosa y con la música descubrí que podía centrarme en algo que me encantaba.

 ¿Cuándo comienza tu carrera en la música?

Gané un concurso a los 15 años, en mi pueblo. Pero después estudié y comencé una exitosa carrera como gestora cultural al frente de mi propio teatro, desarrollando una de mis pasiones, la cultura. Aparqué la música. Mi carrera es muy cortica, he escrito toda la vida, pero mi carrera musical internacional sólo tiene diez años. En 2000 tuve la suerte de conocer a Armando Manzanero que me dijo “hay muchos periodistas, muchos gestores culturales, pero hay muy poca gente que componga como tu”. Me instó a que lo dejara todo y me marchase a trabajar con él.

Foto: Ikary Perera Blanco de Pásalo, agencia de comunicación social
¿ Seguiste su consejo?

A los dos meses estaba en Mérida, Yucatán. Dejé todo absolutamente: teatro, ciudad, empleados, mi carrera como empresaria. A los seis meses de aquello estaba grabando mi disco en Miami, en el estudio de Juan Pablo Manzanero.

¿Cómo fue llegar a Miami, la ciudad en la que actualmente vives?

Me gustó la ciudad, me dio el silencio necesario para enfocarme en mi introspección, y una serenidad y una capacidad de producción que nunca antes había experimentado por vivir en una metrópoli como Bogotá que es muy ruidosa como todas las ciudades del mundo, sobre todo ruidosa del alma, allá no hay espacio para meterse dentro de si, ni mental, ni físico, ni emocional, y en Miami descubrí una paz duradera. Empecé a escribir y a contactar con productores y a meterme a las ligas grandes de la música, y eso me hizo asumir que la música era una profesión y no sólo una afición.

 ¿En Miami muchos artistas comenzaron a cantar tus temas?

Si comenzaron a grabar mis canciones. Y en Miami encontré el Nirvana en mi silencio, en mi paz, en mi foco. Además tuve una experiencia muy fuerte, sufrí un accidente automovilístico que me cambió la vida y me volví de cierta manera facilitadora del proceso de los demás.

 ¿Ese cambio te llevó a  impartir seminarios para ayudar a los demás?

Si, mi música se volvió terapéutica, sin quererlo. Las cosas preparadas o planificadas nunca se dan. Si tú tienes una transformación ha de ser natural. Imparto un seminario-retiro de creatividad por el mundo “Donde esta la musa”. Es un adiestramiento mental en el que se alerta sobre las trampas del subconsciente.

Además eres una persona involucrada en causas sociales. Colaboras con Unicef y otras fundaciones

Me gustan las causas no etéreas.Si dono mi talento , mi plata y mi trabajo quiero ver los hechos, como buena periodista. Por eso trabajo con Proyecto Unión una fundación creada por mujeres que recogen los niños recién nacidos que son abandonados en las calles de mi país. Intentamos que tengan la oportunidad de vivir. Trabajar para Proyecto Unión me ha dado una conexión real con lo que es la naturaleza y la vida humana.  Me ha reconciliado con el hecho de que somos un espíritu habitando en un cuerpito, hermoso, pero que sólo es una herramienta un vehículo que sirve al espíritu. Me encantan los niños por eso también he creado junto a una  de mis hermanas Desconectarte, un proyecto para ofrecer educación artística a niños que no pueden permitírselo. Gracias a este proyecto los niños asisten a talleres, seminarios, cursos y actividades culturales, financiados por los que tienen plata. Es un trabajo divino. Creo que hay que abandonar la queja y tomar una acción amorosa frente a los problemas, enfocarse en la ayuda directa y verdadera. Por eso organizo conciertos para financiar estos proyectos, reúno a artistas, doy seminarios. Creo que los artistas somos muy solidarios y tenemos la virtud de ser visibles por eso es importante que nos impliquemos.

 En España estas presentando tu último trabajo “Segunda virginidad”

Si estamos promocionando el disco en este mercado. Ha sido un trabajo muy exitoso que además está teniendo mucha repercusión porque el tema central del disco es la canción de una nueva novela de la FOX, “Las santísimas”.

 Háblanos de tu próximo trabajo discográfico un segundo volumen de Duetos.

Si es un trabajo en el que quiero contar con la colaboración de artistas españoles. Algunos ya han grabado temas míos como el grupo Barullo y Antonio Carmona, o Chelo Vázquez de Las hermanas Chamorro. Es un trabajo en el que quiero reinventarme. Primero este proyecto lo está dirigiendo un chico de 22 años, recién salido de Berkeley, muy influido por las músicas del mundo. Hizo su proyecto de grado  en la Universidad sobre mi música, fusionando la cumbia con ritmos hindúes, o el currulao con el flamenco. Me asombró su talento y nunca había experimentado así con mi música por eso le encargué este trabajo a él y su equipo, gente muy joven con un talento y unas ideas, el mundo les quedó chiquito. Tengo compuestos prácticamente todos los temas, pero soy muy impredecible, todo me influye y seguramente de mi estancia en España nazcan nuevas canciones, que me apetezca incluir en el segundo volumen de Duetos.

Foto Ikary Perera Blanco de Pásalo, agencia de comunicación social
 ¿Cuáles son tus próximos conciertos?

Este sábado 19 de octubre canto en el Gran teatro de Elche (Alicante) luego regreso a Miami donde ofreceré un concierto el 1 de noviembre y después para el 15 me marcho a Colombia donde cantaré junto a Carlos Vives. A primeros de año regresaré a España para la preproducción del disco., para reunirme con artistas y comenzar a meter voces.

 ¿Compartir con otros artistas debe ser muy enriquecedor?

Si es la parte más rica. La música, como el amor, es para mi un ejercicio de compartir, de aceptar al otro como es y disfrutar de lo que somos y el momento. Me encanta dejar que me aporten, que me enseñen, me gusta estar en esa posición de humildad que te permite recibir de cada persona que se acerca una influencia, algo que me sorprenda.

 ¿Qué sientes cuando estás delante del público, cuando cantas en directo?

Para mi es comida, pura, energética, emocional… El público me da una energía muy especial cuando conecta con el alma de mi música. Creo que te vuelves un poco viciosa de esa sensación. El público es la verdadera conexión que los artistas  tenemos con nuestro creador. En ese momento de tanta presencia uno sabe a que vino, no tiene dudas. Tenemos la certeza de a qué vinimos y porque se nos regaló el don.

 ¿Alguna vez te has arrepentido de abandonar tu trabajo como gestora cultural por la música?

 Jamás. Fue la mejor decisión que tomé en mi vida. De hecho como experimenté tanto placer fue un éxtasis dedicarme a lo mío, levantarme cada mañana con la emoción de hacer mi pasión y trabajar por cumplir mi sueño, eso es lo que transmito a la gente que va a mis seminarios también. Para mi no hay otra manera de vivir, otra cosa sería morir viviendo. Pienso que desde cualquier oficio se puede tener emoción, El fuego interno te lo puede dar cualquier cosa. Pero lo importante es tener la llama prendida. Es nuestra responsabilidad encontrar el encendedor que prenda la vela. Cuando ya no prende nada empezamos a estorbar porque entonces viene lo feo: la queja, la crítica, el juicio.

También has escrito “Bemoles en tiempo de mujeres con música interior” y “Una vida en canciones” ¿Para cuando un próximo libro?

Tengo un libro en remojo, casi hecho. Pero necesito tiempo para finalizarlo.

Más información sobre María Isabel Saavedra

Web

Facebook

Twitter

Fotos de María Isabel Saavedra en Madrid realizadas por Ikary Perera Blanco de Pásalo, agencia de comunicación social, cedidas a Caras de la Información. 
Fotos galería de imágenes cedidas por María Isabel Saavedra a Caras de la Información

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Joséle Cabrera dice:

    Excelente, María Isabel eres un ejemplo para todos los artístas que trabajamos por alcanzar nuestro sueño¡¡¡

  2. Angela dice:

    Maravillosa! Muy buena entrevista y ella…cuanto más la escucho y más la conozco más me gusta!

    1. Gracias Angela, disfrute mucho haciendo la entrevista, conociendo a María Isabel mientras recorríamos las calles de Madrid.
      Voy a visitar tu página.
      Muchos besos

¿Que te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s