Rocío Mendivil y su Enfant Terrible, un espacio para creadores.

Rocío Mendivil, joyera y publicista, artifice de Rociomalaria y Speed&Bacon, es la propietaria y  creadora de Enfant Terrible Concept Store, una de las tiendas más bonitas y vanguardistas de Madrid. Rocío conocía de primera mano los problemas que tenían los nuevos diseñadores y un día se planteó el reto de hacer visible esas nuevas marcas creando para ello  un espacio para vender, presentar las colecciones, trabajar u organizar un evento. EnfantTerrible es un  showroom situado en el corazón del barrio de Salamanca, un espacio colectivo que reúne creadores de diversas disciplinas para trabajar, mostrar, crecer, vender y promocionarse.  Caras de la Información compartió charla y refresco con esta mujer inquieta, perfeccionista y creativa.

¿Por qué Enfant Terrible?

Soy joyera y  llevaba siete años dedicándome a diseñar mi propia marca Rociomalaria pero me costaba mucho avanzar. Cuando eres creativo eres muy poco comercial y eres malísimo con los números. Creaba joyería y bisutería pero cuando conseguía que las tiendas me compraran mercancía  eran pocas unidades, además me pagaban mal, era consciente de todas las dificultades que teníamos los nuevos diseñadores.  Pensando y dando una vuelta a todo eso se me ocurrió que sería bueno crear un sitio donde tu llevases tus creaciones, en la cantidad que tu desearas, eligieras el precio al que querían vender, porque hay muchas tiendas que te lo compran barato y luego triplican ellos el precio, lo que me parece injusto. Y así surgió Enfant Terrible. De una idea fue creciendo, creciendo y al final se ha convertido en lo que acabas de ver 400 metros cuadrados dedicados a exponer y vender el trabajo de diseñadores de distintas disciplinas.

¿Cuántas marcas y diseñadoras hay en Enfant Terrible?

Ahora hay 55 diseñadores, en cuanto a espacios tenemos desde el corner grande que paga unos 500 euros a otro que paga 50 euros.

¿Tenéis distintos espacios que se adaptan a las necesidades de los creadores?

Claro el espacio se va adaptado al producto. Por ejemplo si una marca vende sus diseños a 9 euros no le puedo cobrar lo mismo que otra que vende a 300 euros. También por el espacio. Siempre intento ser razonable y hacer una estimación de lo que puede vender una marca, aunque luego puedes equivocarte, muchas marcas que piensas que venderán después no lo consiguen, y al revés, piezas que crees que costará vender funcionan a la primera.  Hay ciclos en las ventas, como es un espacio tan vivo la gente busca novedades, cambios y después de unos meses puede pasar que una marca no se venda. En el fondo es lo que resulta tan atractivo de la tienda: los cambios constantes. Tengo una anécdota sobre los cambios. Un día llegó una señora preocupada porque creía haber soñado con un abrigo que había visto por la mañana. Cuando regresó por la tarde, al no encontrar el abrigo pensó que estaba fatal, tuve que tranquilizarle y contarle que la diseñadora se había llevado esas prendas a mediodía, y en su lugar habíamos colocado otras nuevas. Hay días que me pego una paliza tremenda, todo ésta pensado para que sea fácil de quitar y poner, por ejemplo los burros son andamios y tienen ruedas, se desarman las vitrinas que son cajas de vino ancladas con tornillos. Si quisiera podría vaciar la tienda en unas horas.

¿Cómo valoras la experiencia después de estos años?

Ha sido muy duro. Primero empecé con unos socios pero no lo vieron claro y decidieron abandonar el proyecto, y me costó mucho encontrar financiación porque yo no tenía, soy artesana y no tenía ahorros, y quizás ha sido en enero-febrero de este año cuando de pronto me he podido relajar un poco. Porque además cuando algo te ha costado tanto y ha sido difícil sacarlo adelante, es complicado delegar, me cuesta mucho y al principio me generaba mucha ansiedad, porque soy muy perfeccionista. Tengo la manía de  ordenar la tienda como si recibiera invitados en mi casa, es como quiero que la vean los clientes lo más bonita posible.

¿De dónde viene el concepto de tienda que representa Enfant Terrible?

El modelo de Enfant Terrible lo  han copiado mucho. Realmente fue el primero y supone una solución para los diseñadores, además es una buena idea de negocio. Si te fijas es como un Corte Inglés en pequeño, porque alquilar corners de marcas que tienen sus propios dependientes es lo que hacen en los grandes almacenes. Tienes un gran espacio y lo troceas en pequeñas áreas dedicadas a distintos diseñadores y marcas. Lo han copiado mucho porque si lo ves desde fuera parece fácil pero es mucho más complicado de lo que la gente imagina. Primero trabajé en una agencia publicitaria y luego fui joyera y en este negocio ha podido aplicar todo lo que aprendí en esos trabajos anteriores, lo que hago ahora es un compendio de todos los trabajos que he tenido. Ahora la publicidad la diseño personalmente , además me encanta fabricar los muebles y todo lo que hay en la tienda, porque  si tienes que contratar o comprar esas cosas te salen muy caras. Y es un doble negocio por un lado estar de cara al público de la calle como una tienda normal y luego está el trato con los diseñadores y las marcas. Estuve ocho años en el mercadillo de Pozuelo todos los sábados vendiendo mis diseños y es donde más he aprendido. Esa escuela me enseñó como colocar las cosas, como vender, como reaccionar ante la premura de la falta de dinero, como soportar frío o calor, esa experiencia resultó una escuela sumamente interesante  Pero Enfant Terrible no es un negocio para alguien que quiera hacer dinero. Es otra cosa.

Enfant Terrible vende diseño único. ¿Es importante que el consumidor aprenda a decantarse por estos diseños únicos?

La zona tiene una oferta de tiendas muy amplia, aunque mayoritariamente marcas conocidas, tenemos la costumbre de no molestarnos en buscar cosas nuevas, y creo que existe una marquitis aguda. Pero los nuevos creadores que luchan por forjarse un nombre tienen grandes ventajas y tienen precios buenos. En Londres por ejemplo la gente valora el tener una prenda única, allí se vive la moda de una manera distinta, pero en España hay como cinco patrones de mujer y  van todas igual es; creo que el mundo de los blogs de moda  ha hecho mucho daño, ha provocado que vaya todo el mundo vestido igual con las tendencias que se marcan y lo que se lleva, es una pena, las marcas que triunfan son las que tienen dinero para pagarse publicidad, en Londres lo que está de moda es ser distinto y llevar algo que no lleva nadie, de un diseñador desconocido.

¿Sigues diseñando joyas?

No tengo tiempo de diseñar, Enfant Terrible absorbe toda mi energía.

¿Qué proyectos tienes?

Tengo un proyecto desde hace tiempo,y creo que está cerca, pero no quiero hablar todavía de él.  Lo bueno de la tienda es que me ha permitido conocer a otros diseñadores, hablas con ellos, haces amistades y estableces sinergias,  realmente vender no me gusta, me encanta taladrar paredes, pintar, hacer muebles, y solucionar problemas, me encanta  cuando llega un diseñador con una dificultad y le puedo echar una mano, decirle quién le puede ayudar. Las experiencias que obtienes todos los días y las personas que conoces son lo más maravilloso de este negocio. Lo próximo será la venta online.

¿Espacios como Enfant Terrible nos pueden hacer pensar que estamos cambiando la mentalidad en este país que apostamos por nuevos conceptos?

No lo sé. Creo que todavía hay un punto de envidia en España, que debemos abrir aún más nuestra mente, por ejemplo mucha gente cree que esto es una galería de arte, el concepto de tienda de Enfant Terrible no es frecuente en Madrid, pero si en Berlín, por ejemplo. Creo que la gente debe salir más y contagiase de nuevas ideas y cosas interesantes.

¿Cómo reacciona la gente cuando conoce Enfant Terrible?

A la gente le encanta, porque es diferente, tiene un punto más casero, esto es una experiencia, hay clientas a las que llamo por su nombre, les llevo un refresco, las conozco, además aquí puedes hablar con el diseñador y en cada visita descubrir cosas nuevas.

Más información sobre Enfant Terrible

Web

Facebook

Twitter @SoyTerrible

Enfant Terrible está en la calle Nuñez de Balboa, 30

 Todas las fotos cedidas por Enfant Terrible a Caras de la Información

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. ¡Enhorabuena! Me encanta la idea, el interiorismo que has conseguido y la demostración de que si quieres ¡puedes!, pero, por supuesto, con mucho esfuerzo y tesón. Gracias por dejarnos “entrar en tu casa” y por ser un ejemplo. ¡Good luck! pero como diría Alex Rovira “La buena suerte” que estoy convencida que no te va a faltar!

    1. Muchas gracias por tu visita. Enfant Terrible es un experiencia, un espacio maravilloso y diferente, y Rocío una creadora y una trabajadora voraz.¡Estoy convencida de sus éxitos futuros!
      Besitos

¿Que te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s