Teresa Pérez Baró: Pinturas que fluyen con la vida.

Una amiga me habló de la obra de Teresa Pérez Baró y nada más contemplar sus pinturas quedé cautivada por su sencillez, su elegancia y la belleza que desprendían. Madrileña,pero gallega de adopción, esta periodista todoterreno se dio cuenta un día de que su vida no era como había imaginado, que necesitaba hacer un cambio. Este giro radical la llevó a emprender su propio proyecto, retomando una de sus grandes pasiones: la pintura. Unos meses después de esta reinvención nació Feel Flow Design, un proyecto de vida. Como decía Lao  Tzu, padre del taoísmo, “la vida es una serie de cambios naturales y espontáneos. No te resistas a ellos, porque eso sólo crea dolor. Deja que la realidad sea la realidad. Deja que las cosas fluyan naturalmente hacia adelante en la forma que quieran”, nos recuerda Teresa.

¿Cuándo comienza tu pasión por la pintura?

Siempre me ha interesado la pintura y me ha gustado pintar. Pero es verdad que pintaba mucho cuando estaba en bachillerato, grandes óleos de paisajes y marinas, cosas muy distintas a las que pinto actualmente. Pero luego, cuando empecé a trabajar, mi profesión me absorbió de tal manera que lo dejé completamente de lado. Llevaba años y años sin pintar hasta que hace poco retomé la vocación.

¿Y no te surgía el gusanillo de vez en cuando?

Sí, pero se quedó allí dormido, porque no tenía tiempo, estaba a tope con el trabajo.

¿Cuándo regresa la pintura a tu vida?

Regresa por un cambio vital. Un cambio bastante grande. Un momento de mi vida, hace unos meses, en el que me di cuenta de que no estaba llevando la vida que quería, y me paré a pensar; nunca tienes tiempo de proyectarte, de hacerte preguntas, arrastrada por la vorágine de los días, pero un día me paré y me planteé tranquilamente cómo veía mi vida dentro de unos años, cómo quería que fuese y esa reflexión la verbalicé, hablando con una amiga, y le dije: me estoy dando cuenta de que me siento como encerrada en una especie de jaula y vivo una vida que no quiero vivir. Me di cuenta de que nunca es tarde para hacer un cambio. Y entonces decidí poner en marcha algo que llevaba años barruntando pero que nunca había realizado por miedo, que era emprender mi propio proyecto. No tenía nada que ver con lo que hago ahora. Feel Flow Design ha sido el resultado de un cúmulo de circunstancias, muchas veces la vida te lleva por caminos que no has elegido. Para mi es sorprendente ver como he llegado a este punto, no me lo hubiese imaginado nunca. En ese momento rompo con todo y decido apostar por un proyecto propio, me encierro durante tres meses a realizar un business plan muy completo, asesorándome y formándome, gracias a amigos empresarios que me dieron las pautas de por dónde ir y que hacer. Era un proyecto que pondría en marcha con una socia. Por temas personales esta socia no se puede incorporar al proyecto, y me quedé sin trabajo, sin proyecto y sin nada.

¿Cómo encajaste ese contratiempo?

Por circunstancias empecé a ir a una coach, amiga de una amiga que necesitaba hacer prácticas.  Y ella fue la que me dio el empujón final. Le explique mi situación, le dije que me había quedado un poco descolocada, y que había comenzado a pintar de nuevo, y le mostré algunas de las pinturitas que tenía. “Esto que tu llamas pinturitas es un negocio en toda regla”, me dijo. Y me recomendó que apostara por eso. “Si te lo tomas en serio este proyecto va a salir adelante”, afirmó. Creo que noto mi pasión porque había retomado el dibujo y empecé a notar que estaba haciendo lo que de verdad me gustaba. Así que le di rienda suelta a mi pasión y así nació Feel Flow Design.

¿Por qué ese gusto por lo oriental?

Todo empezó porque era el cumpleaños de una amiga y pensé, ahora que tengo tiempo no voy a hacer un regalo comercial. Y le dibujé un cerezo en flor. La gente que fue al cumpleaños me felicitó,  a todos les encantó el dibujo y me animaron a seguir por esa línea. Empecé a dibujar y me di cuenta que este era mi mundo, es con lo que disfruto y puedo estar horas y horas. Esto empezó con la historia del hilo rojo que es una antigua leyenda (en japonés, AKAI ITO). Por eso, cuando comencé con esta aventura decidí que el hilo rojo ataría sutilmente cada lámina de Akai Ito Art enlazando unas con otras…Esta historia viene de China aunque se populariza en Japón y cuenta que…“Un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo se puede estirar o contraer pero nunca romper.” Me gusta mucho la estética japonesa por su sencillez, ellos son más dibujantes que pintores, y creo que su pintura es una forma de entender la vida

¿Ese mundo oriental te influye también personalmente?

Si, aunque no sé muy bien porque he ido por este camino, me intriga, algo me debe llamar poderosamente la atención, mucha gente me pregunta si he vivido en Japón, y cuál es la razón de inspirarme en ese tema, pero no sé la razón, creo que en un primer momento me sentí atraída por la estética porque me parece muy bella, trazos sencillos con los que se expresan muchas cosas, y la gente me dice que ve ese expresión en mis pinturas.

¿Cómo están siendo esos primeros pasos en Feel Flow Design?

Me encanta lo que estoy haciendo, creo que va sólo. Una amiga me recomendó nunca te pongas barreras, tu siempre intentarlo, no te frenes. Y compruebo que se me van abriendo las puertas, que todo está siendo más fácil de lo que yo imaginaba al principio, y lo estoy disfrutando mucho, estoy viviendo una etapa maravillosa. Todo lo he hecho yo, incluso la web, dedicando horas y aprendiendo lo que no sabía. Veía que si de verdad quería apostar por esto debía hacer cosas distintas, lo próximo será una línea infantil, que no tiene nada que ver con las pinturas actuales, porque son animales, bocetos, ese es el proyecto a corto plazo, pero quiero hacer cosas nuevas y tantearme en otros campos.

¿Qué te influye a la hora de pintar?

La naturaleza me llama poderosamente la atención, los colores, pero cualquier cosa te inspira, una canción, una tela.. al final es la vida, el día a día, las pequeñas cosas..

¿Dónde se puede adquirir tu obra?

Estoy en el Mercado de Motores, este pasado fin de semana en el Nómada Market, también he participado en el Pop Up Melting Spot, y en la Feria de Diseño Jhymena Design. También tengo obra en ETSY. Estos espacios me ponen en contacto con la gente y compruebo que les gusta mi obra.

¿Qué proyectos tienes?

En enero expondré en el espacio Contigo alla fine del mondo, un lugar dónde hacen talleres, cursos y exposiciones. Me haría mucha ilusión, pero este es un proyecto a largo plazo,  hacer algo de textil,  esta sería la parte comercial del negocio, tela pintada o impresiones, algo un poco distinto, estoy dándole vueltas. Y mi gran ilusión sería darle un enfoque social a Feel Flow Design. Siempre he tenido la espina de tocar ese tema. Quiero hacer labor social poner mi granito de arena para hacer que el mundo funcione un poco mejor, poder contribuir. Cuando tuve esta crisis y me preguntaba que hacía, por qué solo vivía para trabajar, llegaba a casa y analizaba en qué había consistido mi día notaba que debía hacer algo por los demás y realmente la inquietud que tengo es esa, tengo ganas de darle un sentido social a mi vida y a mi proyecto. Si esto funciona como empresa quiero donar un porcentaje para hacer algo enfocado a la infancia, los niños son los más indefensos. Ese es el futuro de Feel Flow Design.

¿Crees que esta crisis nos está haciendo recuperar valores?

Hay un cambio de mentalidad, yo lo veo a mi alrededor.  Mucha gente que se da cuenta de que no quiere seguir llevando la misma vida, quieren empezar algo nuevo, veo gente que está dando saltos importantes y cambios radicales en su vida. De todo se sale, estamos viviendo una situación muy particular, pero a base de trabajo, de ilusión y de ganas saldremos.

¿Sufrimos un cambio y debemos reajustar nuestra vida ?

Si vivir de otra manera, yo  soy mucho más feliz ahora que tengo el abismo delante de mí, que no sé qué va a ser de mi mañana. Hace unos meses  mi vida estaba completamente organizada, tenía una nómina a final de mes, pero mi vida era trabajar, y dedicarme a temas que no me estaban aportando nada.

Más información sobre Feel Flow Design

Web

Facebook

Twitter@feelflowdesign

Pinterest

Instagram

Todas las fotos cedidas a Caras de la Información por Teresa Pérez Baró.

Un comentario Agrega el tuyo

¿Que te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s