Carla Royo-Villanova: “Debemos afrontar los problemas como nuevos retos, con ilusión y ganas de superación”*

Quedo con Carla Royo-Villanova  una mañana gélida, pero ella irradia energía y optimismo. Detrás de ese físico dulce y delicado, hay una mujer luchadora, curiosa, inquieta y con las cosas muy claras. Aunque estudió derecho siempre ha trabajado en el mundo de la moda, la comunicación y la creatividad; ha pasando por Hermes, Trash and Soul, Pedro del Hierro y ha colaborado en revistas de moda y belleza. En un viaje a Bulgaria quedó prendada de los productos cosméticos que se hacían allí a partir del agua de rosa damascena, y decidió crear su propia línea de cosméticos elaborados con esta rosa, Carla de Bulgaria Roses Beauty.  Además ha publicado varios libros, el último La fórmula femenina, escrito a cuatro manos con su hermana la artista y poeta, Guillermina Royo-Villanova. Hablar con Carla fue transitar de su mano por numerosos caminos: el arte, la moda, la empresa, la belleza.. y la reivindicación. Carla lanzó la campaña Yo me mojo en la que reivindica el derecho de los autónomos y las pequeñas empresas a que el gobierno y las  instituciones se comprometan con los españoles. “Somos muchos los que vamos a seguir luchando, empapándonos hasta el tuétano. Porque no queremos  consentir sin actuar. Nos negamos a admitir que siga sin contenerse el gasto público, mientras a los españoles se nos exigen más recortes e impuestos”, afirma en el manifiesto de Yo me mojo

Cuando leí de que habías hecho derecho pensé:  no le pega nada. Te imaginaba estudiando diseño, arte o historia del arte. ¿Por qué estudiaste derecho?

No vas mal encaminada. Yo quería hacer Bellas Artes, y mi padre me aconsejó que estudiara derecho y que luego, sí quería dibujar o hacer otra carrera la hiciese después. Me dijo que era muy joven para decantarme por una carrera con pocas salidas, en aquel momento, y que ya tendría tiempo de reconducir mi vida profesional. La verdad es que razón no le faltaba, fueron unos años estupendos, conocí a gente fantástica con la que sigo en contacto y que me ayuda muchísimo en temas profesionales y jurídicos, y la propia carrera creo que te enseña a organizarte muy bien la mente, te da una disciplina que creo que me ha servido a lo largo de mi vida. Pero me hubiera gustado estudiar Bellas Artes. Cuando terminé la carrera me ofrecieron trabajo en un bufete en el que mi abuelo había sido socio,  pero yo no me quería dedicar al derecho y menos metiéndome en un despacho, aunque hubiera sido de mi abuelo, y encontré un empleo en otro sector más vinculado a la moda y la creación, que eran los mundos que me gustaban.

Y un día decides emprender un proyecto propio.

Cuando estaba trabajando por cuenta ajena tuve a mi primer hijo y en la baja maternal prescindieron de mí.  Lo pasé muy mal porque me encantaba mi trabajo, habíamos formado un equipo fantástico y yo me había entregado en cuerpo y alma,  disfrutaba con lo que hacía. Y de repente, me vino esto con un bebé recién nacido, entonces me di cuenta que la empresa no era mía y en ese momento me prometí a mi misma trabajar, a partir de ese momento, para crear algo propio.

¿De casta le viene al galgo? En tu familia había tradición emprendedora.

Mi abuela materna heredó las pastelerías Arrese de Bilbao  y aún sigue trabajando en ellas.  Mi abuela es y será siempre un referente para mi, sobre todo porque la suya es una empresa qué piensa, principalmente, en la calidad de lo que ofrece. El pionero fue mi tatarabuelo, creador de la pastelería Arrese en 1852 en Bilbao,  y su legado lo han continuado sus descendientes mujeres, mi bisabuela, mi abuela y mi madre y mis tíos ahora.  Él llegó a tener cinco tiendas y en la guerra civil se perdieron cuatro, pero mi abuela consiguió abrirlas todas otra vez. Mi abuela ha luchado y sigue luchando. Además mi bisabuelo Joaquín Paya de Murcia demostró tener un gran coraje en su vida y ser un gran luchador, siempre recuerdo una frase que decía él: “no temo la muerte por ser muerte, sino porque es el fin de la batalla”.

¿Cómo te planteas crear una firma de cosméticos a partir del agua de rosa damascena de Bulgaria?

Creo que las ideas o las empresas no nacen de un día para otro. En 1998 visité Bulgaria por primera vez con mi marido Kubrat.  Compré productos elaborados con agua de rosa, la rosa es el emblema del país, y el Valle de las Rosas está en el centro de Bulgaria, es el valle más grande de Europa de rosa damascena, se comercializa y hay muchos productos elaborados y comercializados con este agua de rosa por todo el país. Compré para regalar a amigas, familia y para probarlo yo misma y me fascinaron, pero no sólo a mí,  a todas las personas que los probaron. Cada vez que iba a Bulgaria traía porque mucha gente me encargaba. Soy una persona muy inquieta y me gusta aprender y conocer, y sentía una gran curiosidad por visitar el Valle de las Rosas de donde procedían las cremas.  Organicé un viaje al valle con mi madre, mi marido y una amiga y ahí surgió la idea, la chispa.  Cuando vi el valle, la belleza, el cariño con que los empresarios, los alquimistas,  los dueños de los alambiques y los recolectores ponían en su rosa y en los productos que elaboraban con ella, pensé con esa materia prima, tan mágica, y está gente con tanta ilusión en lo que hace tengo que hacer algo y al regresar a España, comencé un estudio de mercado, comprobé que no había ningún producto elaborado con agua de rosa damascena. Entonces estaba trabajando en Pedro del Hierro había empezado en 2003. Además me llamó mi padre y me dijo que lo habían prejubilado, pero qué él seguía teniendo muchas ganas de trabajar y de hacer cosas y qué cómo yo siempre tenía ideas que contará con el, y sobre la marcha le dije, pues tengo una gran idea pero necesito que te vayas quince días a Bulgaria a visitar los laboratorios porque hay muchísimos y él viajó y regresó con informes de todos los laboratorios y así empezamos, nos lanzamos.

¿Cómo ha ido evolucionando y crecido Carla de Bulgaria Roses Beauty?

Fundamos la empresa en 2003, no teníamos nada, hemos aprendido muchísimo desde entonces. Ha sido un master intensivo en parte muy autodidacta, porque realmente te echan muy poca mano, mi familia y amigos sí, pero las instituciones no. Te dicen que hay una ley que te la leas, y esa ley no te cuenta qué es obligatorio el ecoembes o el código de barras, y tú diseñas tú packaging y de repente alguien te dice “oye se te olvidó el código de barras”,  y se te queda una cara de idiota;  además de eso te tienes que leer otros tropecientos papeles y recomendaciones, pero eso no te lo dicen, vas aprendiendo a trompicones. Empezamos de cero, sin nada, sin conocimientos más que nuestro sentido común  y mi opinión como consumidora, yo tenía muy claro lo que como consumidora de cosmética quería, pero todo el tema de la legislación  actual, por ejemplo, la desconocíamos. Pero estudiamos muchísimo, fueron cinco años de trabajo muy intenso  y en 2008 Carla de Bulgaria Roses Beauty  por fin vio la luz y salimos al mercado.  En mayo tuvimos el apoyo de dos grandes empresas distribuidoras de perfumería y cosmética: El Corte Inglés y perfumerías If, desde el principio creyeron y apostaron  por nuestra línea,  les estaré eternamente agradecida, porque ahora es muy fácil que haya tiendas o distribuidores que quieren tu producto porque ya es conocido, pero en aquel momento no había ni clientes y por eso seguimos con ellos.

¿La línea de productos ha ido creciendo?

Empezamos con seis productos, ahora tenemos once. En cinco años empiezas intentando darte a conocer, y ahora ya estamos en la fase de afianzar y, por supuesto, conseguir nuevos clientes.  Llegar a más gente, estamos haciendo mucho hincapié en la comunicación, creo que hemos cambiado mucho.

Desde el principio apostaste por unos productos a precios muy asequibles. ¿Era una premisa del proyecto?

Sí.  Quise demostrar que se podía hacer cosmética eficaz y de calidad a un precio razonable. Evidentemente el agua de rosa es cara, y los ingredientes que utilizamos son buenos, entonces no pueden ser cremas a cuatro euros, ahí estamos intentando demostrar que tenemos la mejor relación calidad precio del mercado.

¿Hay previsto algún nuevo lanzamiento?

En el futuro. En cosmética hay que realizar miles de pruebas, una vez que tienes la formulación, la textura, el aroma adecuado, la estabilidad, las compatibilidades,  tienes que empezar a hacer las pruebas de alergia, testar la piel , no se testa en animales, y todo esto lleva mucho tiempo, y a lo mejor cuando has terminado, en una empresa pequeña como la mía,  te enteras que ha habido otra marca que ha sacado algo parecido, se ha anticipado y tienes que empezar otra vez.  Nuestra crema de manos, por ejemplo,  estuvimos dos años y medio formulándola, soy muy exigente y me gusta probar los productos durante muchos meses antes de sacarlos al mercado. No tengo prisa por sacar productos. Confió en los que tengo plenamente porque creo que son excelentes, y sí confío en la luz de rosas sería ilógico que ya estuviera pensando en sustituirla.

Mucha gente pensará que para ti es todo mucho más sencillo porque eres conocida. ¿Crees que ser una persona que sale en las revistas facilita las cosas?

En parte tienen razón. Todo el mundo, absolutamente todo el mundo, “utiliza” a un familiar, a un amigo, un contacto,  en la medida de sus posibilidades.  Si alguien de tu entorno necesita ayuda vas a hacer lo que sea, lo que esté en tú mano por esa persona, todo el mundo tira de sus amistades, de sus contactos, de sus conocimientos, de sus familiares para ayudar a las personas a las que quiere o para ayudarse a sí mismo, eso es así, ha sido así y será así desde que la civilización existe, dicho esto, también es verdad que yo he estado trabajando en comunicación desde los 22 años y he conocido a mucha gente a la que le puedes dar una credibilidad porque tienes una trayectoria, y saben qué sí te ayudan va a ser para bien, vas a hacer cosas bonitas, no vas a estafar ni engañar a nadie y tú también te has labrado esa credibilidad. Soy consciente de qué conozco a mucha gente y también de qué tengo un nombre tanto el Royo-Villanova que me ha aportado muchísimo, como el apellido de mi marido, que a lo mejor permiten que tú me cojas el teléfono o que contestes un mail, pero de ahí a que me estés haciendo está entrevista o me ayudes hay un trecho, puede abrirte puertas pero para mantener la puerta abierta  tú tendrás que demostrar con tu trabajo, tu capacidad y tú valía qué eres buena en tú trabajo. Soy consciente de que tengo que hacerlo muy bien, porque de alguna manera tienes que estar justificándote permanentemente , pues qué se le va hacer. Yo siempre digo que son más las obligaciones que los derechos

Has lanzado la campaña Yo me mojo en la que críticas las decisiones de gobierno e instituciones que están asfixiando a los ciudadanos. Me decía hace poco en una entrevista el cocinero, David Muñoz:  “yo no pido ayudas, pero que no me pongan zancadillas”. 

Exacto. Yo no quiero ayudas, pero no solamente te ponen zancadillas, sino que cuando te levantas de la zancadilla, te dan con un palo en la cabeza. Yo le diría a David Muñoz:  “¡ Si solo fueran zancadillas!”.   Caes, te levantas y te quitas la tierrita de las rodillas, y dices. ¡ A seguir!, pero no, cuando te has quitado la tierra, levantas la cabeza y te dan con un mazo. Lo único que quieres es que te dejen trabajar, salir adelante y que todo el apoyo se resuma en una tolerancia fiscal, pero, no solo a los emprendedores, sino a todos los ciudadanos, porque sí ahogamos a los ciudadanos ahogamos a todos los que vivimos de sus compras. Los ciudadanos lo estamos pasando fatal, hay muchísima gente que no tiene para llegar a fin de mes, no sólo aplastan al emprendedor sino a todos.

En España a pesar del talento que hay no nos educan para emprender, nos educan para ser empleados. ¿Crees que está cambiando algo este modo de pensar?

No nos educan para emprender, no nos forman en el área empresarial y, además, no se por qué,  en este país sí empiezas a despuntar te machacan . Y eso hace que la gente joven no luche por triunfar y es una pena porque se pierden grandes talentos, por miedo y por falta de motivación a los jóvenes. Con la crisis y tantos puestos de trabajo perdidos, mucha gente que se ha quedado en el paro y sin ingresos no ha tenido más remedio que buscarse su pequeña empresa o hacerse autónomo, esto también por un lado está bien, porque muchas veces tienes una idea y quieres emprender, quieres hacer algo, tienes una inquietud qué podría tener éxito, pero cómo tienes un trabajo estable te paraliza el miedo de dejarlo,  y perder tu estabilidad.  Ha habido mucha gente qué ha tenido qué emprender y esto ha sido bueno, creo qué debería de haber libertad, qué tú no tengas qué verte obligado a hacer nada, sino qué tengas la opción libremente, la oportunidad de hacerlo sí lo deseas. Está muy bien qué hayan surgido emprendedores,  porque han perdido su trabajo, pero  debería de ser al revés, deberíamos tener todos la oportunidad  de elegir y no depender del miedo.

Foto Patri Campora “La casa de la playa”
Desde el principio has sido una abanderada de los jóvenes diseñadores. Ahora eres la musa de Alalá una firma gallega creada por Álex Regueiro y Alfredo Iglesias. 

Desde que empecé a trabajar en el mundo de la moda me gustó apoyar a la gente que empezaba. Me acuerdo de Juan Duyos cuando ganó el primer premio L’oreal, el abrazo que nos dimos en la Pasarela Cibeles, en aquel primer desfile en solitario, tras su separación de Paniagua, Amaya Arzuaga,  Ailanto, David Delfín en su primer desfile en el Circuit de Barcelona que yo cubrí para la revista Marie Claire y su primer desfile en Cibeles. Aquel del que la gente se levantaba y se marchaba, yo no lo podía entender, pero era gente que no se había informado de lo que era su colección, no sabía nada de lo que iba a ver. Joseph Font cuando no lo conocía absolutamente nadie a mi ya me fascinaba lo que hacía.  Siempre me ha llamado la atención el trabajo de la gente joven  y su talento y lo difícil que lo tienen  cuando empiezan, por eso te hace mucha ilusión ver cómo triunfan. En está línea estoy apoyando a Alex Regueiro y Alfredo Iglesias de Alalá Costura. Alex y Alfredo empezaron recuperando el traje regional gallego y los bordados y ahora todos esos conocimientos los están aplicando  a la alta costura  y a diseñar sus colecciones. Hace unos años me enseñaron su trabajo me gustó y por eso les apoyo en lo que puedo.

En esta larga lista de cosas que haces no podíamos olvidarnos del Emprende and Tweet. ¿Cómo nació este Club de emprendedores?

Comenzó siendo un grupo de cincuenta profesionales con inquietudes similares,  hace tres años.  Nos conocimos a través de twitter, por eso el nombre,  creo que las redes sociales son increíbles, es fantástico cómo puedes llegar a mucha gente y no sólo eso, sino ofrecer ayuda y recibirla.  En el grupo interactuábamos,  teníamos una sinergia muy mágica y un día decidimos conocernos, hicimos una comida, e invitamos a Charo Izquierdo, entonces directora de Yo Donna, porque está revista desde el principio apostó por los emprendedores y por las mujeres emprendedoras, y quisimos que viera cómo nacía un grupo de emprendedores y de gente con inquietudes.  Creo que ninguno de los que estuvimos es esa comida la olvidaremos nunca, a partir de ahí creamos el grupo en Facebook, con la filosofía de la unión hace la fuerza, cómo nadie nos ayuda vamos a ayudarnos entre nosotros.

Tu último libro La fórmula femenina lo has escrito con tu hermana, Guillermina, alias la doctora Clorata de Potasa. 

Uff, me estoy cansando de todo lo que hago, jajaja. Sí,  mi hermana Guillermina es la genio de la familia, hace de todo y todo bien. Siempre he admirado sus ideas, sus dibujos, sus fotografías,  además es poeta, ilustradora, humorista, como dice ella: “soy hasta sexadora de pollos”. Ve un huevo y sabe sí es de gallo o gallina. Tiene un sentido del humor y un dominio del vocabulario y una agilidad mental brutal, te partes de la risa con ella.  Mi hermana ha sufrido muchísimo y,  sin embargo, siempre ha sido y es una persona optimista, alegre, con un sentido del humor tremendo, qué no la ha abandonado ni cuando más triste ha estado en su vida, hasta en esos momentos ella seguía riéndose de sí misma y de su drama;  y yo también soy optimista y las dos creemos que una persona optimista es la persona más responsable, más equilibrada, más solidaria, más trabajadora, más luchadora del mundo, hablando sobre todo esto, cuando ella enviudó, pensamos: ¿Por qué todas estas conversaciones que tenemos y está manera de enfocar la vida no las contamos? Y así empezó el libro. Yo escribo desde un punto de vista más serio  y Guillermina  con la seriedad del sentido del humor, porque el sentido del humor es lo más serio que hay. Lees a Guillermina y te das cuenta que esto es así , el sentido del humor adquiere su verdadero significado cuando las cosas van mal. Con la seriedad de la vida y la importancia del sentido del humor  y de la seriedad del sentido del humor  hicimos La fórmula femenina.

*Frase del libro La fórmula femenina
Mas información sobre Carla Royo-Villanova 
Web
Blog
Facebook
Twitter@CarlaBulgariaRB
Todas las fotos cedidas por Carla Royo-Villanova a Caras de la Información 
Fotógrafos
Guillermina Royo-Villanova
Patri Campora La casa de la playa
Cristobal Sanz
Jaime Ferrer

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Marisa Blanco dice:

    Genial Isabel. La entrevista sorprende y el personaje también. Carla se cansa al recordar todo lo que ha hecho pero creo que podríais competir en número de batallas. Felicidades a las dos.

  2. Gracias querida mía. Esas batallas que enfrentamos todos los días y que como dice Carla en su libro “La formula femenina” afrontamos con esfuerzo y afán de superación, y aprendiendo mucho, añado. Besitos y gracias por ser tan buena amiga y lectora de Caras de la Información.

  3. Muy interesante la entrevista. Un honor que hayan incluído dos de mis retratos. Muchas gracias a Carla por haber posado para mí y por apoyar a los nuevos emprendedores! Patri Cámpora, La Casa de La Playa Lifestyle & Photography http://www.lacasadelaplaya.es

    1. Patri,
      muchas gracias por tu visita, es un honor contar con fotos tuyas en Caras de la Información.
      Besitos

¿Que te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s