Gema Gómez: “Las ideas innovadoras pueden cambiar el mundo”

El día que Gema Gómez decidió abandonar su trabajo como diseñadora de moda convencional, inició un largo camino hacía la moda sostenible que desembocó en la creación de la plataforma Slow Fashion Spain. Aunque contado así parece sencillo, el trayecto fue arduo  porque en esos tiempos, casi nadie sabía que había otra forma de hacer y entender la moda. Desde su experiencia como diseñadora en Madrid y París, Gema comprendió que la moda debía evolucionar, despertar y dirigirse a una nueva realidad y para ello era necesario introducir cambios en la producción y el consumo, alejarse de mitos y clichés y convertirse en la moda que el mundo actual necesita: más humana y real. Su curiosidad le ha llevado a recorrer muchos senderos, se ha especializado en desarrollo personal, sostenibilidad, consultoría y formación y ha decidido aplicar nuevos conceptos y miradas a la moda. La plataforma organiza, un año más, la Jornada de Moda Sostenible, un encuentro de profesionales del sector que analizará las nuevas propuestas, visiones y alternativas que se están construyendo en España y fuera de nuestras fronteras. Dos días para prestar mucha atención a las experiencias y opiniones de los expertos internacionales invitados por Slow Fashion Spain.

¿Cómo recuerdas tu decisión de abandonar la moda convencional para abrazar la lucha por una moda más sostenible?

Creo que es importante mencionar que, además de toda mi experiencia como diseñadora, me he formado en temas de desarrollo personal. Hay grandes intereses en mi vida: el desarrollo personal, la sostenibilidad y la moda. Cuando estaba trabajando en una gran cadena de moda,  llegó un momento en que fuí consciente y me hice una serie de preguntas: ¿De dónde viene la ropa? ¿A dónde va? ¿Qué procesos se utilizan? etéctera.  En ese momento empecé a tener auténticos problemas de conciencia para seguir trabajando en la fast fashion. Así que decidí negociar e irme de la empresa. Mi primer proyecto no tenía la sostenibilidad incluida se dedicaba a temas de imagen y de desarrollo personal con autoestima,  pero me dí cuenta que me faltaba la sostenibilidad y sentía que tenía que incluirla.

Fuiste una pionera. Decidiste tomar este camino que no conocía casi nadie en este país. 

Fijaté que no soy conciente de eso. ¡Para mí es una cosa tan obvia! Al final son los procesos personales los que marcan el ritmo, por eso hay países que nos llevan veinte años de ventaja en algunas cosas. Creo que el hecho de haber vivido fuera de España también fue determinante, esto unido a mi permanente curiosidad por todo lo que me rodea. Me interesan tantas cosas: la moda, la sostenibilidad, la ciencia, la neurociencia me apasiona, todos estos ineteses y curiosidades te forman personalmente y para mi era normal este proceso. Lo que me extrañaba es que no se le hubiese ocurrido a nadie.

¿Cuándo descubres un camino no muy transitado te sorprende no encontrar a todo el mundo en él?

Claro, para mi es una evidencia. Cuando yo estudiaba y me formaba en desarrollo personal me daba cuenta de que todo ese camino que ahora está haciendo la gente: yoga, meditación, terapias alternativas, coaching… es el camino para llegar a desarrollarte como ser humano, porque lo primero es cuestionarse uno, pero cuando uno ya empieza a lograr el equilibrio, se da cuenta de que ese equilibrio de dentro tiene que brotar, salir hacia fuera, porque lo que te hace verdaderamente feliz, al final, es estar en el mundo, en armonia con lo que te rodea. Hubo  varios comienzos. Quería crear Slow Fashion Spain pero como una plataforma que aglutinase a muchos, por eso nace con tres ejes: formación y consultoría, porque me daba cuenta que para llegar a un concepto había que investigar semanas y pensaba si esto me pasa a mi le pasa a todo el mundo, con lo cual la formación y la consultoría son importantes para acelerar los procesos, por otro lado la divulgación porque si el consumidor no sabe lo que está pasando y que marcas lo pueden hacer no lo va a entender, ni asimilar y la tercera parte es crear red porque tenemos que ser muchos y coordinados . Esta es la visión de Slow Fashion Spain.

¿Cómo ha evolucionado en estos años la plataforma?

Aún estamos en los comienzos. Cuando estas emprendiendo siempre estas comenzando. Quizás lo que me caracterice es, que a diferencia de otros emprendedores, soy más mayor que la media, pero tengo la constancia y el bagaje personal y profesional: haber sido inmigrante, haber criado un hijo, trabajar en multinacionales, por eso siento que Slow Fashion Spain tenía que crearla una persona más madura. Es un proyecto tremendamente ilusionante, percibes el potencial y el reflejo que te manda la gente que te sigue. Hay momentos muy duros porque emprender es duro y, a veces agotador, y más en un sector nuevo. Ha habido momentos de casi colapso, trabajando muchas horas al día, pero con todo hay una gran ilusión y mucha motivación subyacente que no es banal, por eso cuando estoy agotada pienso en lo que me motivó a hacerlo, y eso, tiene tanta potencia, que solo puedo seguir hacía delante y mirar hacia el futuro.

¿La sociedad española ha avanzado en cuanto a conocimiento de la moda sostenible?

Me parece muy interesante el hecho de que vamos creciendo a nivel orgánico y llegamos a sitios sin tener contactos, que ya nos empiezan a contactar sin que nosotros hayamos ido a buscarles. Mi amigo Manuel dice que tengo la habilidad de pescar. Como tengo esto tan claro lo voy transmitiendo en los medios que me dejan, y ese mensaje va generando esa masa crítica de manera natural. Creo que es importante investigar, ver lo que se está haciendo bien en el mundo y romper mitos y estereotipos para hacer esa moda más humana por la que luchamos.

Esta semana celebráis la tercera edición de la Jornada de Moda Sostenible: Moda +Sostenibilidad+ innovación = Evolución. ¿Cómo habéis concebido este evento?

 Hemos planeado la Jornada con una visión holística, y amplia de este nuevo movimiento emergente con ponencias que nos hablarán de Ecodiseño, Economía Humanizada, Tejidos Ecológicos Certificados, Innovación en Procesos y en Ideas, Nuevos Modelos de Consumo, de Mujer, Creación de Redes, etc.y aunque está, principalmente, enfocada a diseñadores y profesionales del sector textil, puede asistir quien quiera porque las ponencias son muy interesantes y cualquier consumidor va encontrará temas y propuestas muy útiles y atractivas a lo largo de las dos sesiones.  Este año hemos querido responder a esos conceptos que nos parecen necesarios para entender y conocer la moda sostenible por ello hemos contado con menos marcas y nos hemos enfocado más en ampliar conocimientos, en hablar de innovación y de extender nuestra mirada a lo que se está haciendo fuera de España. Aunque está, principalmente, enfocada a diseñadores y profesionales del sector textil, puede asistir todo aquel que tenga curiosidad por lo que se cuece en esta, que algunos denominan, la hermana rebelde de la moda,  porque las ponencias son muy interesantes y cualquier consumidor encontrará temas y propuestas muy útiles y atractivas a lo largo de las dos sesiones.

¿De qué temas se hablará en la Jornada?

En la jornada escucharemos hablar de  Ecodiseño y Biomímesis, porque la naturaleza tiene respuestas que aún no hemos descubierto y que tal vez deberíamos copiar; nos informarán de “lo que no se ve pero también cuenta”  los químicos tóxicos lanzados al medio ambiente que se acumulan en nuestros cuerpos; habrá una mesa dedicada a las materias sostenibles, certificaciones y procesos limpios; conoceremos más profundamente la situación laboral en la industria textil, los derechos laborales, el empleo y el Made in Spain. Importante será averiguar qué pasa fuera de nuestras fronteras porque hay países donde este viraje de rumbo es una realidad; despejarán nuestras dudas sobre la eterna pregunta de si es posible conjugar y fusionar economía, ecología y negocio y se hablará de la economía como un eslabón esencial para el triunfo de nuestros negocios. Y para cerrar esta tercera edición de la Jornada de Moda Sostenible dos temas imprescindibles:  la creación de redes para el cambio y los nuevos modelos de consumo responsable y de ser mujer ¿Pueden las ideas innovadoras cambiar el mundo? Pueden y lo hacen.

¿Por qué habláis de evolución?

Sí hay una idea que define esta tercera edición de la Jornada de Moda Sostenible es el concepto de evolución,  como proceso necesario que provoque el cambio de mentalidad en el mercado y el consumidor. Esa evolución que surgirá de la movilización de conocimiento y talento, del fomento de la innovación y de la construcción de  un nuevo concepto de moda, más real y humano, y que cree un modelo en el que todos los eslabones de la cadena de valor de los productos sean partícipes del bien común. Un  cambio de modelo que habremos de iniciar sí o sí por el bien del planeta.

¿Quiénes serán los ponentes en la III Jornada de Moda Sostenible?

 Un grupo de expertos internacionales, unos profesionales que dedican su actividad y su talento  a explorar  nuevos caminos, convirtiéndose en auténticos pioneros y referentes de la moda sostenible y que ampliarán la visión que los asistentes tienen sobre la industria de la moda. Contaremos con ponentes de talla internacional como Bernd Mueller, creador de GreenShowroom Und Ethical Fashion Show Berlín, Antonella Broglia de TEDxMADRID,  además de un elenco de profesionales nacionales como Manuel Quirós de Natureinspireus, el doctor Nicolás Olea de la Universidad de Granada, Idili Lizcano de la firma Alqvimia, Sara del Río de  Greenpeace-Detox, Begoña García de la empresa Jeanologia, Enrique Quintanilla actual presidente de la ONG SETEM MCM, Ferrán Caudet y Jesús Hurtado de Red Creativa y Sostenible, Montse Escutia de BIOCULTURA, César Veiga de Mercado Social de Madrid, Benjamin Itter, cofundador de la empresa Lebenskleidung, Maga Cabral y Silvia R. Mallafré de La Tienda Vacía, Núria Posa de ICONIC, y los representantes de Slow Fashion Spain, Nicola Cerantola y Brenda Chávez. Una jornada que abriremos la directora del Museo del Traje, Helena López Hierro D’Aubarede y yo.

¿Pueden las ideas innovadoras que propone la moda sostenible cambiar el mundo?

Sí. La innovación y las nuevas ideas son fundamentales. Además queremos abrir la moda a otras corrientes, hay que renovar y hacer cosas distintas, romper con la monotonía. Siempre digo que lo importante no es lo que se ve, sino lo que pasa bajo la superficie, y es capaz de cambiarlo todo poco a poco. Esos procesos que no se ven y van lentamente, dan solidez y consistencia a los proyectos.

Hace poco has publicado Fashionista y Slow. ¿Qué cuentas en este libro?

En la primera parte del libro cuento todos los impactos de la industria de la moda, y en la segunda parte, las alternativas.Veía que las publicaciones sobre este tema eran básicamente muy técnicas y dirigidas a personas muy expertas, muy profesionales, pero no había una herramienta de divulgación fácil, que ayudara a entrender los conceptos básicos de la moda sostenible y,  eso es Fahionista y Slow. Es una herramienta gamificada y con unas maravillosas ilustraciones de Ana Lage, en rosa, que atrapan  y dirigida al mercado femenino adolescente hasta los 30, porque en esa época tal vez somos más consumistas y necesitamos conocer lo que está detrás de ese consumo. Aunque luego lo está leyendo gente de todas las edades, pero la idea inicial era informar a las jóvenes desde la adolescencia,  concienciar de lo que se esconde detrás de la moda, pero también inlcuyendo todas las alternativas que tenemos los consumidores, para que los lectores se queden siempre con lo positivo, lo que se puede hacer.

¿Qué medidas serían necesarias para saber lo que compramos, para conocer la procedencia de la ropa que nos ponemos?

El etiquetado correcto que ya se emplea en otros países de Europa. Ahora estamos en un limbo informativo que permite que todo lo que pasa, pase.  Si tuvieramos un flashback que nos contara todo lo que ha pasado esa prenda, no la compraríamos.  Si hubiera un etiquetado  real que contara dónde y como se ha producido: lo ha hecho una niña trabajando 20 horas , y encima ese díaa no le pagaron su trabajo porque se quedó dormida, no lo compraríamos,  pero todo llegará en Holanda y Alemania ya existe ese etiquetado, porque no hay otra, estamos produciendo sin control, el planeta tiene un limite, cada vez hay más gente y menos tierra, las empresas que ya han entendido esto y que van haciendo el giro serán las qué sobreviviran. Pero las mentes que nos dirigen carecen de esa delicadeza y no entienden de sutilezas, no miran al futuro, solo a cuatro años vistas. Si les preocupara el ser humano y su bienestar mirarían al futuro y diseñarían para ese futuro. Y esto aunque parece de cajón para mentes sensatas no es lo que piensan todos.

¿Qué proyectos tenéis en Slow Fashion Spain?

Estamos elaborando un directorio de moda sostenible, además queremos mejorar el tema de la formación porque cada vez nos vamos profesionalizando más y estamos pensando potenciar nuestra oferta de cursos online; creo que el crecimiento orgánico que vamos teniendo es interesante  y que para nuestros siguientes pasos  primero tenemos que seguir formándonos, continuar aunando las voluntades y los ánimos, generando comunidad, que ya es mucho. Estoy convencida de que en algún momento, cuando ya estemos más maduros como proyecto todo irá llegando.

Más información sobre Slow Fashion Spain

Web

Facebook

Twitter @SlowFashionSp

Pinterest

Youtube

Todas las fotos de Gema Gómez elaboradas por Ikary Perera Blanco de Pásalo, Agencia de Comunicación Social. El resto cedidas por Slow Fashion Spain a Caras de la Información.

 

¿Que te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s