Ariadna Castellanos

“Necesito hacer música de la nada, contar algo al mundo que sea mío”

Coincidí con Ariadna Castellanos en la presentación del Clazz, el primer Festival de Latin Jazz en España. Allí escuché grandes halagos sobre el talento de la joven pianista y compositora madrileña, palabras que compartí al escuchar sus interpretaciones. Ariadna estudió piano clásico en Madrid y Londres, pero un día el duende flamenco, ese poder misterioso que se siente pero no se explica, se coló en su vida y contagió sus manos.  Decidió investigar, escuchar y aprender. Ha colaborado con artistas como Niño Josele, Jorge Pardo, Pepe de Lucía, Agustín Carbonell El Bola o Jesús del Rosario, entre otros. Destacan los entendidos su sentido de la improvisación  y prodigiosa técnica, y afirman que trae nuevos aires al flamenco. Ha grabado su primer disco Flamenco en Black and White de la mano de Javier Limón y pronto saldrá el segundo Flamencool. Esta semana actuará en la Bienal de Flamenco de Sevilla, acompañada de Juanmi Guzmán al contrabajo, Ané Carrasco a la percusión y Jesús Méndez, como artista invitado.

Ariadna ¿Por qué el piano? ¿Por que la música?

Comencé a estudiar con cinco años en una escuela música y ballet. Me gustaba mucho y tuve una profesora muy buena que me llevaba a concursos y a escuchar música al Auditorio. Me motivaba y guiaba a mis padres que tampoco sabían muy bien como enfocar esto de la música. Dejé el ballet porque no tenía tiempo y no lo hacía muy bien, y con 18 que es cuando decides que quieres estudiar, pensé matricularme en arquitectura, pero conseguí entrar en el conservatorio en Londres, me dieron una beca en la Guildhall School of Music and Drama. y me marché allí a estudiar piano clásico.

¿Cómo irrumpe el flamenco en tú carrera?

Con doce años escuché flamenco en una velada en mi casa, gracias a vecino que es de Huelva y toca la guitarra. Él había sido profesional, y cuando le escuché pensé:  “esto es lo que yo tengo que hacer”. Fue amor a primera vista . Recuerdo que lo primero que escuché de flamenco fue por tarantas. Mi vecino empezó a enseñarme, me recomendaba discos y yo investigaba. Después comencé a tocar con un cantaor y un guitarrista para aprender. Estudié con guitarristas, toqué para compañías de baile y en tablaos de Madrid para seguir aprendiendo. Y después, hace cuatro años me fui a Berklee.

¿Allí conseguiste una beca?

Me dieron una beca First completa, hay muy pocas  y llevan poco tiempo concediendo estas becas. Irme al Berklee College no fue una cosa muy pensada, hice la prueba y gané la beca. Allí aprendí armonía, improvisación, a tocar otros ritmos, enseñanzas  que me hacían falta, porque tenía mis lagunas. Allí aprendí mucho.

¿Cómo ven el flamenco en Berklee?

Cuando llegué a Breklee tenía la idea de que iba a estudiar jazz, música moderna, y pensé cómo voy a entrar si no sé nada de jazz. Pero en Berklee les da lo mismo, lo que quieren es gente que tenga algo que aportar a la escuela, una historia que contar. Lo ven así, no es lo que la escuela te aporte a ti, sino lo que tú puedes aportar a la escuela, y luego la escuela te mejora, por eso escogen a músicos de todo el mundo, no tienen un estilo concreto. Todos los estilos de música son importantes para ellos.

¿Ha sido una experiencia enriquecedora?

Totalmente. Me ha abierto mucho la mente. Creo que tenía muchos prejuicios, sólo hacia clásico y flamenco y cuando sólo haces una cosa es como cuando no viajas. Estudié en Inglaterra, pero allí son muy conservadores no es Estados Unidos, allí, en Londres, el siglo XX no era serio, y de repente aterrizas en  Breklee donde la gente toca de todo, al final es todo improvisación, el jazz es improvisación, a parte del repertorio de jazz al que tengo mucho respeto,  cada alumno traía su parte étnica a las sesiones porque había gente de la India, Palestina, Turquía, Irán, Australia, y el jazz era el lenguaje común para ponerse todos de acuerdo a tocar. Aprendí un montón esos dos años en Boston.

Y decides regresar ¿Cómo te has encontrado el panorama musical en España?

Llevo dos meses en España y he tocado bastante. Cada vez que he regresado aquí ha sido para conciertos, pero no tengo un concepto realista de la situación. En mi caso desde que he vuelto a España no he parado. Pero cuando pase más tiempo aquí podré opinar.

Has grabado el año pasado tu primer disco Flamenco Black and White,  producido por Javier Limón.

Flamenco Black and White es un disco de palos flamencos pero al piano. Un concepto muy flamenco con sus falsetas, la estructura del flamenco, lo que hace el piano es lo que haría la guitarra. Al cante está Pepe de Lucía, Sandra Carrasco y Saúl Quirós.

¿Por qué Black&White?

Fue una idea de Javier Limón, yo soy malísima para los títulos, estuve totalmente de acuerdo. Es una forma de anunciar que se trata de flamenco pero al piano, las teclas son blancas y negras, además hace referencia a la mezcla de culturas y a los extremos de la vida.

El bailaor Israel Galván afirmó que en el futuro la gente que haría flamenco sería de fuera de España.

¿Sí?

Israel Galván quería destacar la importancia de que todo crezca y se contamine, porque así se enriquece la música, la danza, la cultura, el mundo.

Yo no puedo hablar de purismo. Yo toco el piano que no es un instrumento flamenco, pero desde el respeto. Tengo muchísimo respeto a la gente del flamenco,  a la gente mayor que es la que sabe, ante ellos yo me siento, me callo y escucho, pero otro tema es que la música evolucione porque no puedes hacer lo mismo, no tiene sentido, yo me salí de la música clásica porque necesitaba inventar algo y contar algo al mundo que fuera mio, que sea mejor o peor pero mio, a mi no me llenaba repetir algo que ya está hecho, no le encontraba el sentido, lo pasé muy mal, a mi el flamenco me salvó la vida musical porque dije esto es lo mío, hay partes que están escritas, pero la estructura la puedes cambiar y de ahí al jazz donde todo es libre. Pero no es lo mismo saberte las reglas y luego liberarse de ellas, que empezar ya sin ellas, no suena igual nunca. Yo respeto al flamenco pero voy a contar el flamenco como yo lo siento.  Creo que en cuanto al piano en el flamenco lo bueno es que aunque te critiquen te lo tienes que inventar porque no está hecho. No sabemos, seguramente después de muchos años habrá cosas que funcionen y se queden y otras no habrán sido más que experimentos.

Hace unos años el cajón no era un instrumento del flamenco, lo introdujo Paco de Lucía en su sexteto con el percusionista Rubem Dantas, y ahora es un instrumento totalmente aceptado.

Sí, en el piano eso no ha pasado todavía, el cajón ya está vinculado al flamenco.

Ahora estás preparando tu segundo disco. ¿Con qué nos vas a sorprender?

Estamos en ello, eligiendo los temas. Será un disco de versiones de temas muy diversos y cosas mías. El título es Flamencool. Es un trabajo con más jazz que flamenco. Estamos grabando el mismo trío con el que actúe en el Clazz,  Negrón, Ané Carrasco y yo. Me encantan estos músicos porque cada uno aporta una cosa.  Queremos sacarlo aquí y en México y seguramente haya colaboraciones de músicos mejicanos. En un programa de televisión colaboré con el rapero Nach y me encantaría hacer algo con él.

¿Cómo fue tu encuentro con Paco de Lucía al que sé que admirabas profundamente?

En mayo de 2010 hicimos un concierto de homenaje a Paco de Lucía con ocasión de ser investido Doctor Honoris Causa en el Berklee College of Music.  Tuve el honor de interpretar la parte de su guitarra al piano, y allí conocí a Paco,  fue muy emocionante, nunca había estado tan nerviosa, después pensé, si puedo hacer esto delante de Paco, sea lo que sea más nerviosa no voy a estar.

¿Cuales son tus referentes musicales?

Paco de Lucía es uno. Escucho mucho al Morao, al padre y al hijo, La Perla de Cádiz, a todo Jerez, Capullo de Jerez, La Paquera, y de piano me gusta mucho Art Tatum, el pianista estadounidense de jazz, considerado como uno de los más importantes músicos de la historia del jazz, también  Herbie Hancock, y muchos más. Yo no empecé por Paco, pero luego me di cuenta de todo lo que había y no paro de seguir descubriendo genios…

En septiembre tocas en la Bienal de Flamenco de Sevilla.

El 29 de septiembre toco. por primera vez en la Bienal de Flamenco de Sevilla.  No he ido nunca y me hace mucha ilusión presentarme allí.

¿Eres una flamenca atípica en todos los sentidos?

Hay flamenco en todo el mundo pero muchas veces les viene de familia, en mi caso soy la primera. Creo que es bueno que cada día se acerque más gente al flamenco. Cuando viajas te das cuenta de muchas cosas. El Berklee tocábamos uno de Afganistán con otro de Tel Aviv, una española y otro de Estados Unidos, por ejemplo, tocando y hablando en inglés, por eso a veces los debates locales son un poco absurdos, cuando te das cuenta de que el mundo es variado y todos podemos aprender de todos. Pienso que hay que ir a las raíces, aprender de los mayores que atesoran el conocimiento pero después hay que ser libre y expresar lo que llevas dentro.

0_1404668368988868814_n

La fusión en el flamenco la inició  Paco de Lucía y su sexteto y la han hecho todos los grandes como Enrique Morente, por ejemplo en sus colaboraciones con Lagartija Nick.

Toda la gente que hace algo nuevo y rompe es criticada al principio,  pero son  los que dan un paso más. Si no hubieran abierto camino Paco y Morente no estaríamos donde estamos. La diferencia es que Paco, bueno Paco no cuenta porque es Dios, pero es importante hacer cosas nuevas conociendo la historia Me da rabia la gente que se queda en un estilo y critica lo otro porque les da miedo y eso pasa en música clásica. En Londres la gente de jazz estaba en el sótano, y los de clásico estaban mejor vistos. La música es lo que culturalmente ha expresado y de dónde viene. Me sorprende siempre que los músicos que más admiro, los más grandes, son tan humildes. Cuando toqué con Paquito D’Rivera fue tan amable, ayudando a todo el mundo, Jorge Pardo igual, gente que no tiene que demostrar nada, creo que esa actitud les hace seguir aprendiendo siempre, no tienen barreras.  Creo que es básico salirse de la zona de confort, musicalmente hablando.

¿Buscabas esa independencia fuera de la música clásica, esa libertad?

Si. Me gusta hacer música de la nada, inventarme una melodía. Cuando fuí consciente de eso sentí como una vuelta al principio, y me hizo sentir muy cómoda.

¿Qué te inspira a la hora de componer?

Hay veces que te inspiran canciones, películas o melodías antiguas, tantas cosas.

Más información sobre Ariadna Castellanos

Web

Facebook

Twitter @ariadna_cr

Youtube

Todas las fotos cedidas a Caras de la Información por Ariadna Castellanos, excepto la primera galeria realizada en el Clazz por Ignacio Perera Blanco de Social&People

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Carlota Salgado dice:

    Acabo de ver los videos de Ariadna en Youtube y me ha encantado. Mucha suerte a esta chica tan talentosa

¿Que te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s