Elena González

“El encaje de bolillos debería declararse patrimonio cultural”

Se cuenta que fueron los asirios los creadores de las pasamanerías y los trabajos de nudos, precursores de los encajes hechos con aguja, y que el encaje de bolillos nació a orillas del Nilo. Pero las últimas hipótesis señalan a Grecia como la cuna donde brotaron ambas técnicas. Dicen que del país heleno pasaron a los pueblos del mediterráneos que lo extendieron por todo el mundo conocido. La vinculación de Elena González con los bolillos surgió por pura casualidad. Quiso saber de qué eran capaces sus manos. Y sorprendida comprobó que sus manos eran capaces de crear o como diría Richard Sennet que todo arte es una “práctica adiestrada”. Después la afición se fue apoderando de ella y se transformó en profesión. Hoy es profesora de encaje de bolillos y difunde esta artesanía ancestral participando en congresos nacionales e internacionales. Uno de sus diseños estuvo presente en la carpeta de patrones que se entregó a las personas participantes en el XV Congreso Mundial de Encaje que tuvo lugar en Caen (Francia) en 2012.

¿Por qué el encaje de bolillos? ¿Cuándo nace tu interés por esta técnica?

Por la mayor de las casualidades. Vi un cartel en el colegio de mi hija que anunciaba unas clases de encaje de bolillos. Nunca había hecho nada con las manos y pensé, no sólamente voy a hacer trabajo mental,  voy a ver si si mis manos realmente valen para algo y así empecé a hacer encaje de bolillos, sin saber muy bien lo que era, pero me enganchó y ahí me quedé.

Aquellas primeras clases despertaron tanto tu interés que hoy te has convertido en profesora de encaje de bolillos

Con mi primera profesora estuve hasta que me di cuenta de que ya no podía seguir creciendo, sus conocimientos llegaban a un punto. Después estuve unos años como autodidacta por mi cuenta,  trabajaba y no podía ir a clase. Hasta que encontré otra profesora con la que he estado varios años aprendiendo técnicas de bordado europeo, además de las españolas.  Fué entonces cuando decidí dedicarme de lleno al encaje de bolillos y para ello me he formado durante años en el encaje con miras a dedicarme a dar clases.

¿El encaje de bolillos está en peligro de extinción?

Está resurgiendo un poquito gracias a las clases que se imparten en los centros culturales y asociaciones. Se hace mucho como ocio, como terapia, para relacionarse con gente y salir, ahora se utiliza más en ese sentido que para conservar la tradición encajera. Pero profesionalmente no quedan prácticamente encajeras, de hecho las encajeras de Almagro, de Camariñas o de Cataluña siguen trabajando, pero no como una profesión, son amas de casa y en su tiempo libre hacen encajes, y por eso lo venden a los precios que lo venden porque no valoran su tiempo y no consideran que sea una profesión, ni arte o artesanía.

¿Cómo se respeta esta tradición ancestral en otros países?

En otros países este enseñanza está regulada, hay una titulación oficial de profesora de encaje de bolillos en genérico, de técnicas específicas, aquí eso no existe. Tampoco tenemos escuelas, ni homologación, ni siquiera enseñanza en las carreras de diseño o moda, una cosa que nos parece básica, y que ocurre en otros países como en Alemania, es una asignatura optativa pero existe en las escuelas de diseño y moda.

¿Cómo va tu faceta de diseñadora?

Es una de las cosas que cuando empecé no me planteaba. Pero antes de ir al Congreso de Encaje de Bolillos en la ciudad alemana de Bad-Pyrmont pensé en llevar alguna cosa propia. Pensando en algo típico español me dije: “hay algo más español que una mantilla y una peineta”, y diseñé un broche con una mini mantilla y una mini peineta. Luego se publicó en una revista especializada en encaje de bolillos y a aprtir de ese diseño me picó el gusanillo. Después hice un diseño que fue al congreso de Caen el año pasado, el de la camiseta y algunos pendientes hechos con técnica de encaje de Brujas. Me gusta diseñar piezas pequeñas y diferentes. No he diseñado nada de encaje popular, el encaje básico, me atraen las piezas raras, en la profesión tengo esa fama, cuando se ve un trabajo distinto dicen ese es de Elena.

¿Prefieres dar al encaje un giro, una vuelta de tuerca?

Si, no hago la típica puntilla porque se pueden hacer otras cosas, el mundo del encaje de bolillos es tan grande, no tengo vidas para aprender tantas tipos de encaje. Me gusta probar mucho: técnicas, materiales, formas, e intentar innovar.

¿Se ha acercado algún diseñador a ti?

Se me ha acercado una estudiante de diseño que está preparando el proyecto final de curso. Está trabajando en el diseño de un corpiño con aplicaciones de encaje de bolillos. Creo que a los diseñadores se les puede haber ocurrido incluir encaje de bolillos en sus creaciones pero encarece mucho la prenda, porque son trabajos que requieren mucho tiempo y trabajo, son encajes para alta costura, ese tipo de aplicaciones son muy caras. Las que llevamos ese tipo de encajes nos lo hacemos nosotras para personalizar las prendas, pero es muy costoso.

Elena háblame de los distintos tipos de encaje de bolillos, de las diferentes escuelas en España y Europa

En España las tres escuelas más importantes que tenemos son las de Camariñas, Almagro y Cataluña. En Europa hay montones de escuelas y tipos de encajes: los de Milán, Brujas, Flandes, Chantilly, Cluny, ruso, los ingleses como Honiton, Buckinghamshire y Bedfordshire, Torchón….cada país europeo tiene dos o tres variedades.

¿Hay muchas diferencias entre ellos?

Si hay muchos tipos, también se divide por tipos, los hay de hilos continuos, de cintas, de hilos cortados, luego están los encajes de tul como la mantilla española, ese es para mi el encaje por excelencia. Es en el que estoy especializándome, porque en esto nunca se termina de aprender, el encaje de tul es, para mi, el más fino y el más elegante. Es un encaje que se hace en seda y que existe en todos los países con sus pequeñas diferenciaciones.

¿Cómo preparas un diseño?

Primero nace en tu cabeza. Lo último que he diseñado es un sol, y cada parte está realizada por distintos tipos de encaje, eso nace en tu cabeza, un día mirando el sol. Luego lo dibujas y después lo realizas con los bolillos.

¿Qué tipos de hilos se utilizan?

Ahora se trabaja con todo tipo de hilos, y se experimenta mucho. Pero en sus orígenes se trabajaba el lino, hoy más difícil de conseguir, aunque se sigue fabricando en Galicia, también es un hilo más aspero y duro, es más fácil hilar con algodón o seda, pero yo hago cosas con cintas, lanas y distintas texturas de hilos, también se emplean hilos metalizados para hacer broches y otras piezas de bisuteria, y también hilos sintéticos.

¿Cómo ves el futuro del encaje de bolillos?

Creo que esta resurgiendo como alternativa de ocio. Esta crisis nos ha llevado a que muchas señoras que aprendieron de pequeñas encaje de bolillos ahora den clases como profesoras, algunas no están transmitiendo una verdadera enseñanza y además carecen de técnica que enseñar. Recibo muchas alumnas rebotadas de este tipo de clases. Las que somos profesionales de esto y queremos que este arte se mantenga luchamos contra esta enseñanza de nula calidad. Si ya hay poca gente interesada en aprender el encaje de bolillos, si encima te topas con alguién que te lo enseña mal, estamos echando piedras sobre nuestro tejado. Tenemos una ardua lucha en este sentido. Además no tenemos ningún apoyo institucional.

¿El encaje de bolillos debería protegerse?

Totalmente. Debería ser patrimonio nacional. Se perderá el arte del encaje de bolillos y otras artesanías ancestrales porque no se cuidan. Queda poca gente que lo hace, no se apoya y no se transmite.

¿Hacéis encuentros de encajeras?

Hay pueblos y ciudades de España que tienen asociaciones. Madrid, curiosamente, no. La más importante de nuestro país es la catalana, y, además, hay una asociación internacional, pero estos encuentros son más una reunión que otra cosa, son encuentros para trabajar una mañana y enseñar labores y ver trabajos. Pero no hay más. Aquí no hay congresos como fuera de España, por ejemplo los de Alemania con charlas, conferencias, exposiciones, eventos muy interesantes en los que aprendes, te formas e informas, haces contactos y notas como se te abre la mente. En Cataluña, en La Diada, hacen exposiciones, encuentros, charlas, pero en Madrid no hay nada parecido.

¿Los bolillos han evolucionado?

No han evolucionado practicamente, siguen siendo de madera como eran desde el siglo XVI. Además ya hay pocos torneros que los fabriquen, y son todos similares. En cambio en otros países hay muchos modelos distintos.

¿Qué proyectos tienes Elena?

Tengo mucho trabajo y falta de horas para realizarlo. Seguiré con mis cursos que publico en mi web, y quiero participar en el Concurso Puntaires de Cataluña este año. Espero que siga creciendo el interés por la práctica del encaje de bolillos y que la gente que esté estudiando diseño o moda mire un poco más a estas tradiciones artesanales que pueden perderse si no las cuidamos y alimentamos.

 

¿Qué ventajas proporciona hacer encaje de bolillos?

Además de fomentar la socialización y ponerte en contacto con otros, el encaje de bolillos mantiene tus facultades intelectuales y mentales alerta porque las trabajamos mucho, estamos todo el tiempo pensando, diseñando, maquinando, y en temas físicos y corporales, el movimiento de brazos , de manos, de dedos, toda esa musculatura, esos huesos, esas articulaciones se mantienen fuertes y ágiles, la práctica del encaje de bolillos aporta ventajas para la mente, el cuerpo y el afecto entre las personas, porque socializas, conoces gente y sientes que perteneces a un grupo mientras aprendes cosas nuevas. Una de las mayores satisfacciones de mi trabajo ser el punto de encuentro de esas personas.

Más información sobre Elena González

Web

Blog

Facebook

Todas las fotos cedidas por Elena González a Caras de la Información, excepto la de portada cedida por Social&People

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Josefina dice:

    Me gustaría saber la dirección

    1. Te paso la dirección por privado

  2. PALOMA dice:

    Muy interesante, me ha encantado

  3. maria isabel Flores dice:

    Me ha parecido maravilloso todo lo que cuenta ! Y encuentro un parecido conmigo! Con la diferencia que ella pudo perfeccionarse , en cambio yo no lo pude hacer , pues en mi país , sabemos más o menos todas iguales y no hay profesoras , especializadas!…Pero sigo aprendiendo y enseñando lo que se, y aprendo a diario!…Las personas lo hacen , como ocio, y otras por amor a eso desconocido y lo continúan. Otras les escapan a la cantidad de bolillos , que llevan algunos patrones! Pero si, está la que lo hace con mucho amor, eso es la parte importante, por ende , siempre quedará alguien que enseñe lo que sabe! Un gusto de conocerlas!!!!….Saludos Marisabel

¿Que te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s