FeedingArt

Una Casa de Artistas dedicada a difundir el talento de artistas y artesanos

FeedingArt es la historia de dos artistas Carmen Higueras y Elena Rey, dos mujeres que un día decidieron convertirse en emprendedoras y crear una Casa de Artistas donde se mostrará el sentir de los creadores,  sus emociones y su visión del mundo. Querían apoyar y difundir el arte y la artesanía desde el conocimiento de sus técnicas y el respeto a las piezas creadas, propiciando el diálogo entre creadores y amantes del arte. Se habían conocido en la Escuela de Cerámica e intuyeron que sus diferencias podían tallarse, esculpirse como el barro para modelar el tándem perfecto. Carmen procedía del mundo de la informática y la cerámica y Elena del arte., ambas sabían, por experiencia, que no existía un lugar igual, y decidieron construirlo en un local con ladrillo visto, piedra y vigas de madera situado en un edificio de más de 200 años en Malasaña. Comenzaron a programar exposiciones, cursos, mercados de arte, talleres, performances e instalaciones convirtiendo esta Casa de Artistas en un escaparate permanente para mostrar expresiones artísticas y a ese proyecto lo llamaron Feedingart.

¿Por qué un día decidís crear FeedingArt?

La idea se fue gestando de una manera natural en virtud de las necesidades que teníamos como artistas. Yo (Elena) soy ceramista desde hace quince años y he pasado por todo tipo de fases y en los últimos años hemos sufrido muchas dificultades. Cuando empecé la gente venía a ti y me surgían un montón de proyectos obra para museos, tiendas, casas, los mercados de artesanía tenía mucha calidad y vendías mucho. Y todo eso empezó a cambiar, despacito. los mercados se transformaron y empezaron a vender artesanía de otros países y artículos comprados en los chinos, cosas que no eran artesanía..una mezcla imposible, era todo muy confuso y el boom de mercadillos hizo que la gente se hartara ante esa saturación. Carmen y yo éramos compañeras de clase en la Escuela de Cerámica y pensamos que podíamos crear un buen tándem trabajando juntas. Veníamos de mundos diferentes pero sentíamos que no estábamos haciendo lo que queríamos y no sabíamos hacia dónde dirigirnos y decidimos lanzar el órdago, convencidas de que iba a funcionar porque respondía a una necesidad real. Invertimos todo lo que teníamos y lo que no teníamos en FeedingArt. (Carmen) Soy informática de carrera y estaba muy quemada después de muchos años de profesión se me agotó ese camino. Había estado en contacto con la artesanía y había hecho todo tipo de cursos y talleres y cuando salí de mi empresa, decidí profundizar en la cerámica y matricularme en la escuela y allí conocí a Elena. También había vivido la experiencia de las ferias y mercados, de forma intuitiva me dejé llevar por ese mundo de feria en feria, fue muy divertido y me permitió averiguar desde dentro las necesidades que tenían los artistas y viví esa frustración a la que se refería Elena. Con el tiempo he entendido por qué viví eso: para dar alguna solución a la problemática que rodea a los artistas.

¿Cuándo abrió sus puertas esta Casa de Artistas llamada FeedingArt?

En Navidades de 2013 decidimos lanzarnos y después de un mes muy convulso decidimos parar y darle una nueva forma a la idea. La reapertura fue en marzo de 2014.

Dos artistas, dos mujeres opuestas pero complementarias

Reconocemos que hemos necesitado un proceso de ajuste interesante.

¿Cómo fue vuestro bautismo como emprendedoras?

¡¡Uff!! Fue tremendo. Es una realidad demasiado incómoda. El mundo del arte es maravilloso, todo el contenido lo disfrutas un montón, pero  la gestión de un negocio es muy complicada, hemos tenido la suerte de contar con profesionales que nos han ayudado, como Mariano González Cayuela, que está con nosotras desde el principio apoyando el proyecto. Mariano ha ido guiando nuestros pasos, cuidándonos, es nuestro colaborador, siempre presente, esa persona a la que acudes cuando estás perdida en este mundo financiero competitivo y voraz. Mariano es nuestro apoyo y guía y nos acompaña desde la idea inicial. Desarrollar un proyecto como FeedingArt es una lucha diaria por no perder el foco, y un intento de ser siempre muy fieles a nuestra idea y filosofía, porque hay muchas tentaciones por el camino. Emprender en arte requiere mucho sacrificio y tenacidad, no es inmediato. Es un gusto comprobar que los artistas y clientes que se acercan permanecen con nosotras, ellos perciben que este es un espacio donde cuidamos el arte, donde importa cada persona, una casa para todos donde pueden venir, reunirse, compartir…Aquí los amantes del arte se encuentran con los artistas, se conocen y establecen una relación completamente distinta.

Carmen y Elena junto a Mariano González Cayuela, colaborador de FeedingArt
Carmen y Elena junto a Mariano González Cayuela, colaborador de FeedingArt
¿Una Casa para disfrutar el arte?

Teníamos muy claro que no queríamos ser una Galería de Arte al uso, nos propusimos desde el principio que este espacio fuera el lugar donde el arte lo pudiera disfrutar todo el mundo. Favorecer que el arte llegue a todas las casas, el sueño de los artistas,

¿El arte debe ser una experiencia diaria? ¿Deberíamos vivir rodeados de arte?

Si deberíamos vivir rodeados de belleza, de piezas únicas e irrepetibles. Hay personas que tienen un gusto por el arte  y creo que los artistas han hecho una gran labor por salir a la calle y encontrarse con el público, incluso haciendo sacrificios económicos para hacer su obra más asequible, y cada vez hay más gente que quiere acceder al arte.

¿Cómo está siendo esta experiencia?

Cada exposición, cada montaje, cada artista te aporta distintas emociones. Cada día es una sorpresa en Feedingart.

Además de las exposiciones organizáis otras actividades en torno a ellas: cursos, presentaciones de libros y discos, talleres para artistas…

Siempre estamos pensando en como ofrecer actividades que puedan interesar a los artistas. Ofrecer una serie de cursos de formación que mejorarán el posicionamiento de los productos artísticos en el mercado. Acabo de encontrar una actividad que estoy deseando hacer y programar en Feedingart es un taller de inteligencia emocional desde el punto de vista de la creatividad, siempre buscamos ideas que ayuden a potenciar a los artistas. Los últimos que hemos hecho san sido de pintura en seda impartidos por Beris Hals, fotografía de producto para que los artistas puedan hacer sus propias instantáneas, pero también hemos presentado el libro de Juan Manuel Romero Bey  “Juanmanual de Supervicencia”, un poemario con mucho humor, cursos de redes sociales para los creadores o una cata de vino guiada por Vinocora, dentro del contexto de la exposición de Arte y oficio. Y este mes de julio tenemos talleres para niños de ajedrez, collage, pintura, gelli plate, jabones o ajedrez. Hay muchos profesionales del mundo del arte que colaboran con nosotras.

¿El artista asume los tiempos nuevos?

Los jóvenes si. Pero a los que nos ha venido de sopetón como a mí nos cuesta la vida,  prefieres delegar esos trabajos a los que no puedes enfrentarte. El artista es muy anárquico, muy pasional y nada disciplinado, hace las cosas cuando le salen, cuando lo siente, y muchas veces estas cosas ajenas a su arte les dan una pereza infinita, nosotras también tenemos ese servicio de asesorías para artistas, donde les ayudamos con aquellas labores que no pueden hacer, poniéndoles en contacto con otros profesionales que pueden ayudarles.

¿Cómo está cambiando el arte en los últimos tiempos? ¿Necesitamos más el arte para sobrevivir al día a día?

Si. Me doy cuenta que el arte es hoy un bien social. Te hace pensar y sentir porque el arte hay que tocarlo y que te emocione, que te derrita por dentro. El mundo necesita gente que ama lo que hace, es básico en cualquier oficio. Vivimos una época convulsa y difícil, con mucha gente sin trabajo que lo está pasando fatal y no sabe hacía donde dirigirse, tantas dificultades, y creo que en estos momentos más que nunca necesitamos el arte, volver a recuperar la belleza, descubrir de nuevo que la vida merece la pena. Llegas a tu casa cansado, estresado y te tomas un té en una taza de cerámica bella creada por alguien y no es lo mismo, parece que se borra el cansancio.

¿Creéis que estamos mirando de nuevo a las tradiciones?

No suficientemente, hay muchas tradiciones artesanales que se van a perder.

En Iberoamérica por ejemplo hay una corriente importante de recuperación de tradiciones rescatar esa sabiduría

Hay una referencia continua al precio. Siempre se habla de lo caro que resultan los objetos artesanales y el propio cliente de a pie cree que no se lo puede permitir. Es muy difícil el trabajo artesano y siempre es más caro que el industrial, y esa diferencia de precio, en muchos casos juega en su contra.  Soy una apasionada de las técnicas de cerámica tradicionales (Elena). Empleo muchas técnicas ancestrales y las miradas hacia el pasado son habituales en mi obra e intento aprender esas técnicas, como la cuerda seca árabe que es muy antigua, se remonta al siglo XI, o como el socarrat,  con esa técnica he hecho azulejos y he decorado algunas esculturas. Aunque vengo del dibujo y la pintura, después me pasé a la cerámica porque me gustaban las texturas y darle una vuelta a los recursos antiguos que si no comenzamos a explorar se perderán irremediablemente.  Menos mal que si se enseñan en las escuelas.

¿Qué proyectos tenéis? ¿Cómo abordáis el futuro?

Nuestra lucha es mantenernos como espacio dedicado al arte y los artistas. Y encontrar tiempo para crear, queremos seguir desarrollando nuestra creatividad dentro del arte y no descuidar nuestra parte afectiva que también se resiente con tanto trabajo,  la familia, los amigos, la vida social…

Más información

Web

Facebook

Twitter@FeedingArt

Todas las fotos cedidas a Caras de la Información por Feedingart

Un comentario Agrega el tuyo

¿Que te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s