Neus Portas de La Casa de Carlota

” Creo que para impactar en el mundo hace falta capacidad de empatía, aptitudes y actitud para cambiarlo”

Cuando Neus Portas mira el mundo, piensa que es posible cambiarlo. Motivada por este sentimiento positivo se ha involucrado en proyectos que generan un impacto social como La Casa de Carlota el estudio de diseño profesional que dirige y que cuenta con un equipo creativo insólito porque está formado por personas con discapacidad intelectual, que trabajan de forma integrada y absolutamente normalizada con jóvenes estudiantes, diseñadores y directores de arte seniors. Pero como hemos dicho, Neus Portas es multi emprendedora: colabora en 1000friends y Slow Fashion Next, y es cofundadora de GoodBites“Me ilusiona conocer gente buena. Y conocer, detectar y crecer desde las capacidades, los pequeños talentos, desde lo que nos hace diferentes”, afirma. Entrevistamos a esta mujer que dispara ideas positivas y que se levanta cada día para pintar con otros colores el mundo.

Te defines como multiemprendedora y pluri-entusiasta de proyectos sociales ¿Cuándo descubriste esta senda?

Más que descubrir la senda, fue ponerle nombre a un camino que, sin darme cuenta, había trazado. Me gustan los proyectos innovadores, la creatividad, la variedad. Y me mueve cuando además genera un impacto social. Esto ha hecho que me decantara por proyectos de este tipo y que, además, no supiera decir que no cuando un proyecto es interesante. De ahí a que me convirtiera en “pluri”

¿Hemos pasado de la época del “yo” a la época del “nosotros”?

Poco a poco, sí. Quizá no tanto como sería deseable, pero está claro que se ha empezado a plantear la necesidad del “nosotros”. Lo vemos a nivel empresarial, social y, ahora, político. Lo que evidencia que la tendencia, sin duda, es esta.

¿Cómo está evolucionando la economía social en los últimos tiempos, desde tu experiencia?

Está viviendo una pequeña revolución, está tomando un papel más cercano al que le corresponde. Ya no es una economía marginal, de unos cuantos ciudadanos muy concienciados. Ahora empieza a ser cada vez más mainstream. Hay gente que la adopta por conveniencia, debido a la crisis. Pero cada vez más gente la adopta por conciencia. Lo importante es, como te digo, que vaya ocupando un lugar más central, más protagonista.

¿Y las empresas sociales como afrontan los nuevos tiempos? ¿Cómo han variado los enfoques de los proyectos y empresas sociales?

Creo que después de una etapa de eclosión de este tipo de proyectos, las empresas sociales han ido conociendo las necesidades y motivaciones del consumidor. Se dan cuenta que el aspecto social es uno más de los 3 aspectos de un servicio o producto: además de social, tiene que tener un componente funcional y, en la mayoría de casos, también emocional. Y, poco a poco, se van construyendo proyectos sociales más cercanos a la empresa que a la ONG, buscando modelos de negocio sostenibles que sean respetuosos con el entorno. Ya no vale todo. El consumidor se está volviendo más crítico.

¿Cómo aborda la vida una empresaria que ve la vida desde un prisma positivo?

Pues con optimismo, al ver que se pueden hacer negocios de manera ética y honesta. Porque pasamos de la era de la competencia, a la de la colaboración. Y esto exige, pero también conlleva, mucha innovación. Y la innovación me gusta, porque es creatividad, es diversidad, conlleva una estética, una visión global y amplia. Es replantearse continuamente las cosas y una búsqueda constante de mejora. Y esto, para mi, es muy motivante.

¿Qué es La Casa de Carlota el proyecto que diriges?

Es un estudio de diseño que integra diferentes capacidades: trabajan diseñadores y creativos senior, chicos con síndrome de down y autismo con un talento artístico especial y también estudiantes del último curso de diseño. De este modo, aunando esta diversidad de perfiles, surgen trabajos espectaculares, muy frescos y originales. Queremos demostrar que tener una discapacidad intelectual no debería significar que sólo se pueden hacer trabajos mecánicos. Por supuesto, como en cualquier colectivo, habrá gente con talento artístico y otros más mecánicos. Pero esto no viene definido por si se tiene autismo o no. Esto lo demostramos con el trabajo del día a día y con dos premios que hemos conseguido hasta ahora, dos premios LAUS, de los más prestigiosos en diseño: competimos en igualdad de condiciones con cualquier otro estudio de diseño. El primer año, ganamos un bronce por una identidad corporativa; el segundo año (este año), hemos ganado el oro en packaging, por la caja de Navidad de Nestlé.  Es un reconocimiento al trabajo del que estamos orgullosos porque es una muestra más de que con talento, se puede.

¿Qué líneas desarrolláis en La Casa de Carlota?

Hacemos cualquier proyecto que podría hacer un estudio de diseño: identidad corporativa, webs, apps, vídeos, piezas corporativas, etc.

¿La educación es la herramienta imprescindible para impactar en el mundo?

Para mi sí. Empezando por la escuela, donde se debería hacer hincapié y buscar fomentar otra manera de que los niños se relacionen entre ellos, de empatizar, de actuar, si queremos que cuando salgan, la sociedad cambie (porque ellos serán la sociedad “de fuera”). Integrar diferentes capacidades, aprender a estar con niños diferentes. Cuando me justifican ciertas acciones del patio con “esto es lo que se encontrará fuera”, me alarmo un poco, porque pienso que eso será lo que se encontrarán, si lo perpetuamos, si educamos con los mismos criterios de hace 20 años. Conocer la discapacidad desde pequeños, por ejemplo, hace que se conozca mejor, que se entiendan las diferencias pero, sobretodo, las similitudes. Creo que para impactar en el mundo hace falta capacidad de empatía (para detectar los problemas), aptitudes (conocimiento de cómo afrontar el problema) y actitud para cambiarlo. Y no dejar que el niño pierda jamás la creatividad y la curiosidad: vienen que con ello incorporado y poco a poco la sociedad -y el sistema educativo- se lo anula.

¿Qué es hoy educar en valores?

Para mi, el valor clave en el que habría que educar es la empatía. Cuando uno siente empatía, se acaba la violencia, se impone el respeto por el otro, la voluntad de ayudar, eso redunda en uno mismo, en la autoestima, se acaba con el egoísmo…. Es, sin duda, el valor clave, creo.

En La Casa de Carlota acabáis de abrir la primera  Social Impact  Shop del mundo ¿Qué es esta tienda?

La Social Impact Shop es una tienda online con diferentes productos, diseñados por La Casa de Carlota, cada uno de ellos asociado a un proyecto social muy concreto. Por ejemplo, puedes encontrar camisetas de niños y niñas con un diseño chulo y que, además, dona un porcentaje para que 6 niños en riesgo de exclusión social puedan ir de campamentos (un proyecto de la Fundació Pere Tarrés). Se hacen ediciones limitadas porque es la manera de saber cuánto podemos donar; y, en base a la donación posible, definimos el proyecto, buscando siempre que guarde alguna relación con el producto en sí. También hacemos proyectos con marca concretas, que nos piden desarrollar una línea de producto solidario: elegimos con la marca qué tipo de producto, lo diseñamos, definimos la causa social y la marca aplica su know-how en la producción.

¿Qué encontraremos en ella?

Ahora mismo, se pueden encontrar camisetas para niños, como te comentaba; hay camisetas para adultos, una que se llama Mediterráneo y con las que queremos ayudar a WWF en su proyecto del mediterráneo. Hay otras camisetas con frases curiosas que han dicho los chicos del estudio. Hay libretas no-prejuicios, un pack de 3 libretas, con prejuicios, algunos de los cuales son tan absurdos que te hacen plantear que, quizá, cualquier día te toca a ti. Hay también unas bolsas muy chulas que hemos hecho con Vaho Trashion, una empresa de Barcelona que hace bolsas, mochilas y monederos a partir de banderolas publicitarias. Lo bonito es que las bolsas están hechas con unas banderolas que diseñamos desde el estudio para el Ayuntamiento de Barcelona y la Feria de Abril de Cataluña.También hay manoplas de cocina, láminas para decorar, y pronto sacaremos más productos…Todos los productos los producimos en España, usando algodón orgánico para las camisetas, papel reciclado para las libretas… Aunque no siempre se puede hacer todo al 100%, sí que lo intentamos.

Además colaboras en 1000 friends y GoodBites¿Cuéntanos a qué se dedican estos proyectos?

1000friends es una agencia de impacto social. Sus fundadores son los mismos que en La Casa de Carlota. Lo que pasa que en este caso trabajamos desde una visión más estratégica, pues se trata de implicar la RSC en las empresas, buscando que éstas se comprometan de verdad con su propósito.  Se trata, en definitiva, de ofrecer a las marcas la opción de hacerlo bien y de comunicarlo bien. Hay que huir del greenwashing: si haces caridad y luego presumes de ello, haces greenwashing. Y el consumidor, que no es tonto, empieza a castigar estas actitudes. En cambio, si tienes un propósito honesto y actúas de forma coherente desde dentro, de forma casi natural encontrarás una manera de generar impacto. A partir de ahí, comunicarlo es lícito y a nadie le rechinará que lo hagas. GoodBites es un proyecto en el que estoy con mi madre y una amiga: se trata de una plataforma de crowdfunding a partir de comidas entre amigos. Tan fácil como entrar en la web, elegir una de las causas abiertas y luego convocar a los amigos para hacer una cena en casa, aportando cada uno una cantidad. Es una manera de hacer comidas diferentes, en torno a un tema social y sintiendo que, además, estás ayudando.

Eres una experta en comunicación y branding y estás impartiendo un curso online sobre el tema, en colaboración con Slow Fashion Next ¿Cómo debemos concebir una marca para seducir?

Es difícil definir cómo tiene que ser una marca para seducir, -si alguién lo supiera, sería el rey-. Pero está claro que hoy en día, para que una marca tenga más probabilidades de éxito, debe: 1) identificar y conocer su propósito y ser honesto con él; 2) tener un producto atractivo y 3) saberlo transmitir.

¿Qué consejos ofrecerás en este curso?

En el curso estoy, sobretodo, mostrando cómo Construir una marca a partir del propósito, para desarrollarla y planificar una estrategia de comunicación totalmente alineada con la marca.

El tema social es en muchas empresas un tema recurrente para vender pero ¿Cómo ser verdaderamente sociales hoy desde el ADN de la marca?

Creo que el secreto está en ser honesto, querer de verdad aportar algo con la marca. Cuando se usa para vender, se nota, no es sincero. En cambio, cuando hay un propósito claro de aportar algo a la sociedad, es cuando de verdad se trabaja desde el ADN de la marca. A partir de ahí, la marca pasa de hablar a hacer, su comunicación se basa en lo que hace y no al revés.

También desarrollas tu faceta de escritora en la plataforma Slow Fashion Next ¿Qué te interesa de la moda sostenible?

La moda siempre me ha gustado, no tanto en su faceta más externa, sino en la parte más básica: los tejidos, los patrones, pasar del 2D al 3D… La moda sostenible me gusta porque no tiene la parte más frívola que a veces tiene la moda y, además, trabaja con tejidos más cuidados, no vale cualquier tela, no vale cualquier estampado. Hay más cuidado, más mimo detrás de cada prenda, no es simplemente “ropa”, sino que hay un trabajo más artesanal, de algún modo, que me parece mucho más especial.

¿Qué proyectos tienes?

Ahora mi proyecto más inmediato es la Shop de La Casa de Carlota. Darla a conocer, conseguir que las causas se cumplan de manera ágil, poder ir incorporando más productos nuevos para nuevas causas. Lleva mucho trabajo, así que esto es en lo que más estoy. A medio plazo, poder traer La Casa de Carlota a Madrid. Estamos ya fijando unas bases para ello, lo que pasa es que el trabajo de selección, no sólo de los chicos con discapacidad, sino del resto del equipo, lleva tiempo para poder hacerlo bien. Pero será otra parte del proyecto que también me entusiasma. Y, en paralelo, seguir aportando mi grano de arena en moda sostenible a través de los cursos de Slow Fashion Next.

Más información sobre Neus Portas

Directamente Proporcional el blog de Neus Portas

Web La Casa de Carlota

Shop

Facebook

1000Friends

GoodBites

Todas las fotos cedidas a Caras de la Información por Neus Portas

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Madre mía, Neus, eres verdaderamente admirable… ahora no sé si podría haberme sentado con tanta naturalidad contigo aquel día de haber sabido a quién tenia delante!!!
    Enamorada de tus proyectos y de ti. Enhorabuena!

¿Que te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s