Jennifer Musi de Musibatty

“La vida se enriquece con la expresión creativa de cada uno de nosotros”

Jennifer Musi creció entre las dunas de arena de lava en una casa de piedra con gruesos muros de adobe construida por su padre, en las montañas cercanas a Ciudad de México. Desde niña vivió rodeada de creatividad, con su madre, una artista textil, aprendió a dibujar, pintar, coser, hacer alfombras de perforación y diseño de joyas. Y vagando por esa campiña buscaba figurillas prehispánicas. “Encontrar un vínculo con el pasado me llenó de asombro y me hizo sentir la necesidad de encontrar un vocabulario visual propio”, cuenta Jennifer. En su marca, Musibatty, demuestra que las joyas son interesantes y hablan de lo que somos, porque están fabricadas de corazón y con materiales duraderos. Piezas que se convierten en una declaración de autenticidad, calidad y belleza y que transmiten emociones. “La vida- afirma-se enriquece con la expresión creativa de cada uno de nosotros”. 

Cuando eras pequeña ¿Qué querías ser de mayor?

Mi sueño de pequeña fue estudiar diseño de moda en Londres, o Nueva York. Veía la moda como una manera muy personal de expresión creativa y la imaginaba muy latente en ambas ciudades. También quería ser modelo, porque me encantaba la magia que existía entre la moda y la fotografía, y quería ser parte de ella.

Primero te dedicaste a la cerámica y las artes plásticas, y un día decides lanzarte al diseño de joyería ¿Cómo fue ese cambio en tu vida?

Fue un cambio que me liberó. Sentía que la pintura y la escultura pertenecían al mundo intelectual de las artes plásticas, y como creadora intuitiva no me identificaba con el. Al descubrir la joyería, vi un camino poco explorado, un lugar donde podía encontrar y desarrollar una voz propia. También me motivó poder usar lo que creaba, y combinarlo con mi amor por la moda.

¿Cómo fueron los comienzos?

Mi mamá es artista visual y desde muy pequeña me enseñó a teñir estambre, hilar tapetes, tejer suéteres, dibujar, pintar, y esculpir. Para cuando salí de la prepa sabía que quería hacer algo creativo y visual. Durante mis veintes estuve en pequeños talleres de cerámica y pintura. En mis treintas fui a la universidad, donde estudié grabado en metal y escultura en cerámica. Por dos décadas, la creatividad fue parte importante de mi vida, pero mi principal enfoque fue conocerme a mi misma a través del yoga, la meditación y los viajes. Intuía que para ser mejor artista tenía que saber quién era. Después de vivir en Vietnam, Estados Unidos y Canadá, regresé a México y descubrí la joyería. Eso fue hace seis años, y desde entonces me dediqué de lleno a crear y desarrollar un trabajo muy personal.

¿Cuál es tu visión como artista? ¿En qué te inspiras para crear?

Mi mayor gusto en la vida es observar. Me llaman la atención las formas sencillas. Los objetos industriales, la arquitectura monumental, y el arte de las culturas antiguas. Dibujo mucho, porque si no atrapo las ideas cuando me llegan, se van. Dibujando es como mejor visualizo una pieza. Si veo algo que ya se ha hecho antes, siempre me pregunto, ¿cómo lo haría yo?

Tu eres una mezcla de culturas y has viajado mucho ¿Qué supone el contacto con otros países? 

México es el lugar que más quiero, y aunque aquí nací, me considero ciudadana del mundo. Mi madre es inglesa, y mi padre es mexicano de origen libanés. Desde chica estuve expuesta a culturas muy diversas, y desde entonces viajar me alimenta mucho. Cuando trabajo en mi taller, viajo escuchando audiolibros y entrevistas. Paso mucho tiempo sola y me conecto con el resto del mundo a través de las historias que escucho.

¿Cómo alimenta tu creatividad?

Si salgo de viaje, desde que me dirijo a mi destino, todos mis sentidos se despiertan. Me gusta viajar con una buena cámara y tomo fotos de todo lo que llama mi atención. Captar imágenes me permite conocer mi punto de vista, y es allí donde descubro mi visión como artista. Conozco mis preferencias por ciertas formas, y aprendo a componer. Si me preguntas que prefiero: disfrutar lo que hicieron otros o crearlo yo, decididamente prefiero crear. No soy una viajera pasiva, disfruto mucho más estando del lado del creador que del consumidor.

¿Te interesa la tradición artesanal?

Siento que en un mundo industrializado los objetos más valiosos son los que llevan rastro del toque humano. No sólo por ser hechos a mano, sino porque están hechos con emoción. Son piezas que transmiten vida. Mi trabajo es muy artesanal: cada joya la construyo a mano con técnicas rudimentarias y herramientas sencillas. Estudié joyería en una escuela de oficios del gobierno, y lo que aprendí, se puede lograr en un espacio reducido y con poco dinero. Para crear, no me interesa la tecnología (aunque sí para compartir lo que hago). Lo que más valoro son mis manos, mis ojos y mi imaginación. Mi madre es artista textil, y de ella heredé el gusto por crear las cosas que no encuentro a mi alrededor.

¿Cómo fusionas artesanía y modernidad?

Creo que la modernidad no viene de seguir tendencias externas, sino de descubrir quien eres por dentro y crear algo que lo refleje por fuera. La artesanía suele seguir una tradición de técnicas e imágenes heredadas. Me sería imposible repetir las mismas piezas. Moriría de aburrimiento. Lo que me interesa es descubrir posibilidades. ¿Que más puedo hacer con una idea? Esa evolución hace que el trabajo sea actual. Mientras yo me sienta viva, mi trabajo también lo estará.

¿Qué materiales te gusta modelar en tus diseños?

Mi material favorito es la plata porque envejece muy bien y dura años. Me gusta el contraste que se obtiene entre las superficies lisas y las de textura, entre lo mate y lo brillante. También utilizo piedras semi-preciosas porque tienen una energía muy especial. Me asombra que fueron formadas durante millones de años, y me imagino lo que tuvo que suceder para que obtuvieran su estructura única y su color.

¿Qué piezas creas?

Lo que más hago son anillos. Me gustan mucho mis manos, son la parte del cuerpo que más adorno. Quizás por eso sigo queriendo hacer “el mejor anillo,” aquel que sea tan especial que le de fin a mi búsqueda. También creo collares y aretes.

¿Te interesa el camino de la recuperación de tradiciones y la sostenibilidad?

Me interesa inspirar a aquellos que quieren crear. Me emociona la idea de vivir en un mundo donde cada quien encuentra y expresa su propia voz. Donde no nos limitemos, y podamos enriquecernos todos con esa diversidad. Siento que la especie humana tendrá futuro sólo si le encontramos el sentido a nuestras vidas a través de lo que generamos. Somos creadores por naturaleza. Si truncamos ese impulso, nos destruímos a nosotros mismos, y todo lo que nos rodea. El modelo de mi negocio es sostenible en varios sentidos. Para no impactar al medio ambiente, elaboro mi joyería con plata 100% reciclada de procesos fotográficos. Trabajo desde casa, y toda mi materia prima la compro en comercios locales. En el aspecto económico, desde el principio vi lo importante que era no tener intermediarios para vender mi trabajo, y no depender solamente del mercado local. Tuve la fortuna de ser parte de una generación que no nació con el Internet, pero que aprendió a usarlo a tiempo para aprovecharlo al máximo. Sólamente vendo en línea, y así tengo mercado en todo el mundo, recibo retroalimentación directa de mis clientes, y dedico la mayoría de mi tiempo para crear mejores piezas.

¿Estamos volviendo la mirada a lo artesanal, al diseño de calidad?

Hace unos años trabajé en una ONG (organización no gubernamental- por si en España se dice de otra forma) ayudando a los alfareros del estado de Michoacán a usar esmaltes sin plomo en su cerámica. Al recorrer todos los talleres de la región, me dí cuenta que los únicos artesanos que iban a sobrevivir la globalización eran aquellos que tuvieran una voz propia y que hicieran piezas sobresalientes. Objetos que al reflejar maestría y visión, tengan su propio nicho de mercado. Creo que siempre vamos a valorar aquellas creaciones que nacen de los espacios más profundos de la imaginación humana.

¿Dónde podemos adquirir tus joyas?

En mi página web: www.musibatty.com. Hago envíos a casi todo el mundo.

¿Qué estás preparando ahora? ¿Qué proyectos tienes?

En mis inicios, pensaba crear un negocio diseñando joyas, accesorios, ropa y decoración. Pero he descubierto que lo que más valoro es crear piezas únicas de joyería que plasmen mi visión como artista.

¿Qué retos te planteas como diseñadora y ciudadana del mundo?

Mi reto es crear joyas que me muevan profundamente a mi y al que las use. Piezas que inspiren a otros a desarrollar su imaginación. No necesitamos más cosas, pero si buscamos objetos que nos signifiquen y nos enaltezcan. Obras que nos recuerden el gran potencial que tiene cada ser humano.

Más información

Web

Facebook

Twitter@musibatty

Instagram

Pinterest

Todas las fotos cedidas a Caras de la Información por Musibatty

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Gracias por tan interesante entrevista, querida Isabel. Es un honor ser parte de un proyecto que inspira tanto. ¡Se nota que tu también eres apasionada de la vida!

    1. Es muy fácil narrar cuando hay tanto talento!!! La vida es ese maravilloso tren en el que descubrimos tantas cosas…como no estar a bordo!
      Besos enormes Jennifer y ¡Muchos éxitos para Musibatty!

¿Que te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s