Fernando Pozuelo

En el Bionic Festival tenemos la materia prima para dar un mensaje de gran calado a nivel mundial. Pienso que ese arte, esa naturaleza, esa sostenibilidad y esa imaginación han de sustentarse en los valores de bondad, de cariño, amor, emoción, honestidad y dulzura, capaces de subir el registro energético y de conciencia de las personas que están imbricados en ellos.

Cuando era niño, Fernando Pozuelo, jugaba entre pinos y almendros imaginando que su vida se desarrollaría entre  jardines y árboles, siempre en contacto con la naturaleza. Por eso no es de extrañar que decidiera dedicarse a recrear esa naturaleza como paisajista. Fernando Pozuelo diseña jardines en los que busca conectar la naturaleza con la pintura o la escritura.  Así sus creaciones  tienen un significado, armonizan con la personalidad de su dueño e interactúan con sus visitantes. Porque para este amante de la naturaleza  el paisajismo es un arte, y,  como tal, debe relacionarse  con otras disciplinas artísticas. Fernando Pozuelo ha merecido numerosas distinciones como el Premio Best Of Houzz y algunos de sus trabajos han sido seleccionados entre los mejores jardines europeos por prestigiosas editoriales internacionales. Además ha sido distinguido con la Medalla al Mérito en el Trabajo que le ha concedido en 2017 la Asociación Europea de Economía y Competitividad

¿Por qué decidiste dedicarte al paisajismo?

Sinceramente, no lo decidí. No tuve ninguna duda ni me planteé ninguna otra cosa ajena al paisajismo. No fue una decisión, yo sabía que eso era lo que quería, así que fue intuición pura.

¿Cuándo se despertó tu sensibilidad hacia la naturaleza?

Siempre me he criado en la naturaleza. Crecí en Madrid, junto a la Dehesa de la Villa, donde jugaba entre pinos y almendros. Junto a eso, los olores en verano en los pueblos de mi padre y de mi madre, las alamedas, las encinas o los encinares del valle de los Pedroches en Córdoba, despertaron mi interés por la naturaleza. Cuando era pequeño me imaginaba creciendo entre las plantas y disfrutando por las montañas, viendo jardines y árboles, por lo que no concibo un trabajo fuera de la naturaleza.

¿Qué proyectos te interesan?

Tengo muchos proyectos que me interesan. Algunos son de paisajismo, pero también hay proyectos de arquitectura que me fascinan. Los proyectos medioambientales a nivel global o las iniciativas que consisten en plantar millones de árboles me apasionan. Hay otros que me llenan, como el proyecto actual de Madrid de ser una ciudad con menos polución.

He visto que tus diseños de jardín se distinguen en ideográficos, simbólicos y escénicos.

¿Qué características tienen?

Cada uno de ellos se acoge a diferentes escalas de tamaño. Los ideográficos están pensados para espacios pequeños, como terrazas o jardines de entre 50 y 100 metros cuadrados. Los simbólicos llegan hasta los 250 metros cuadrados y los escénicos son para obras más grandes. Pero la gran diferencia está en que los ideográficos son jardines funcionales, prácticos, más lineales y con una clara funcionalidad unida a una estética cuidada. Por contra, los jardines escénicos, además de incluir las características de los otros dos, se diluyen dentro de la vida del cliente. Es decir, forman parte de la vida del usuario porque esconden secretos y misterios que se revelan a través de un relato literario. Este relato literario absorbe las historias de los clientes, sus aficiones, vivencias y anhelos y desvela qué misterios existen en el jardín que se revelan a través de la estructura del diseño, de la que pueden aflorar esculturas, cuadros, imágenes, etc. Por tanto, el jardín se va diseñando de forma funcional, artística y subyacente al ojo de cualquier persona que pueda ver – a no ser que haya leído el relato literario-.

Por último, los jardines simbólicos van a caballo entre los ideográficos y los escénicos. Carecen de un relato literario, de ese hilo conductor, pero tienen una carga emotiva clara muy ligada a los gustos artísticos del propietario.

¿Las emociones son tu guía creativa?

Sí, por supuesto. Para mí las son las que crean los pensamientos, que nos llevan a generar sentimientos. Estos sentimientos son los que condicionan y dirigen las acciones, que a su vez se concretan en cosas físicas, como son los jardines. Por lo tanto, esas emociones son mi guía creativa, sobre todo a la hora de extraer la mayor belleza en la relación que mantengo con mis clientes. Detrás de ella, lo más buscado son esos conceptos básicos de cariño, amor, emoción, honestidad o dulzura, que son valores universales.

¿En tu trabajo como paisajista estás en continuo contacto con la naturaleza?

¿Crees que nuestra relación con el entorno nos hace tomar conciencia ecológica inmediata?

Totalmente. La relación con el entorno es una de las claves que se estudian en el TDN (Trastorno por Déficit de Naturaleza) y nos permite llegar a reflexiones más profundas, estados de abstracción de conciencia y de funcionamiento mental diferentes. Por lo tanto, esa relación con el entorno por supuesto que nutre la inspiración, la creatividad y el pensamiento diferente y alternativo.

La relación con el entorno es una de las claves que se estudian en el TDN (Trastorno por Déficit de Naturaleza) y nos permite llegar a reflexiones más profundas, estados de abstracción de conciencia y de funcionamiento mental diferentes. Por lo tanto, esa relación con el entorno por supuesto que nutre la inspiración, la creatividad y el pensamiento diferente y alternativo.

¿Cómo influye el paisaje que nos rodea en nuestras emociones?

Influye de forma directa al inconsciente. Un paisaje lúgubre de poca luz afecta a nuestras emociones. Por el contrario, un paisaje cálido, de colores atemperados, incluso las imágenes azules del mar y el cielo y la vegetación exótica o vaporosa, hacen que nos animemos y nos llevan a estados de conciencia diferente. Por tanto, el paisaje que nos rodea por supuesto influye en nuestras emociones.

El arte es una parte muy importante en tus creaciones. ¿Cómo integras y fusionas naturaleza y arte?

Es muy sencillo. La naturaleza para mí es un arte en sí. La sucesión de Fibonacci, a partir del cual se desarrolla el crecimiento de una Cycas revoluta o la disposición geométrica de las hojas de una planta trepadora vista desde la zona cenital nos muestran claves matemáticas, encriptan el código de la belleza. Observamos la naturaleza, nos inspiramos en ella y la fusionamos con elementos de diseño. Si eso lo enriquecemos con una relación artístico-literaria o artístico-escultórica, creamos obras sencillas y a la vez complejas similares a los criptopórticos o los artesonados de la Alhambra.

¿Qué te inspira a la hora de crear un entorno natural?

La definición de paisajismo es la asociación de todos los elementos que componen la naturaleza unidos de forma creativa y asociados con un concepto arquitectónico o ambiental. Partiendo de esa base, a la hora de crear un entorno natural creo que debemos inspirarnos en qué es lo que nos rodea. Por una parte, los elementos que rodean a la obra: piedra, árboles, agua… ya que todo eso es tremendamente inspirador. Por otra, es importante el entorno urbanístico o arquitectónico que hay, de tal forma que el mensaje de la obra ha de ser único y de cohesión total entre paisaje, vivienda o edificación y jardín. No debemos olvidar tampoco el uso que las personas hacen de ese jardín y de todo ese entorno.

¿Has visto alguna vez bailar con árboles?

Pues de este modo no. Como ejercicio creativo, teatral, inspiracional no lo he visto. Sí he visto bailar con árboles en el mundo del árbol. Ahí sí, hay tribus, etnias, que lo hacen, pero ese trabajo de abstracción, de traer un árbol a un recinto y bailar con él nunca lo he visto.

¿Qué opinas de un festival dedicado a crear coreografías que exploran la relación entre arte, naturaleza, sostenibilidad e imaginación?

Opino que un festival de estas características es el principio de un gran desarrollo. Creo que aquí tenemos la materia prima para dar un mensaje de gran calado a nivel mundial. Pienso que ese arte, esa naturaleza, esa sostenibilidad y esa imaginación han de sustentarse en los valores de bondad, de cariño, amor, emoción, honestidad y dulzura, capaces de subir el registro energético y de conciencia de las personas que están imbricados en ellos. En mi opinión, el fin de estas coreografías ha de ser abrir los ojos a muchas personas con capacidad de hacer cambios en nuestro entorno y, de esa forma, poner nuestro granito de arena para crear un mundo mejor entre todos.

¿Qué podría aportar un paisajista a este espectáculo donde confluyen la danza, las artes visuales, la música, el medio ambiente y la fotografía?

Es muy curioso, porque ante esta pregunta lo primero que viene a mi cabeza es mi oficio. Todo esto podría tener un relato claro, con un mensaje preciso, dirigido y contundente a países concretos, a personas concretas, a movimientos concretos que puedan crear cismas y división en vez de unidad y fuerza.

¿Crees que un artista como Honevo, creador del Bionic Festival, puede fortalecer el vínculo misterioso entre humanos y plantas?

Claro, por supuesto, ya lo está haciendo. Honevo, igual que los paisajistas, sabe que existe un vínculo misterioso, relativamente misterioso, entre humanos y plantas. Y digo relativamente misterioso porque ese vínculo realmente existe aunque no sea medible al 100%. Para mí ese vínculo es real, tiene forma, peso, color, una energía clara y es perfectamente medible, aunque todavía no tenemos los instrumentos. Forma parte del verdadero mundo, aquel que no se puede ver ni medir ni tocar, pero es a partir del cual late y vive toda la humanidad. Hace poco, mi hijo pequeño me decía: “Cuando quiero saber si algo está bien o mal pregunto a los árboles y ellos me responden”. Es una frase tremenda, porque realmente muestra eso, que la naturaleza es un baremo de la divinidad y te da las respuestas certeras siempre.

Más información sobre la II edición del BionicFestival

Página del BionicFestival

https://vimeo.com/bionicdance

Facebook

Twitter@bionicfestival

Más información sobre Fernando Pozuelo

Web

Blog de paisajismo

Facebook

Pinterest/JardinDeAutor

Twitter@Jardindeautor

Instagram/jardindeautor 

Todas las fotos cedidas a Caras de la Información por Fernando Pozuelo

¿Que te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s