NATALIYA ANDRU

Conocí a la actriz, bailarina y directora de espectáculos, Nataliya Andru en el Bionic Festival

Quedé impresionada por la performance Nacimiento de Rea que creó junto a su maestra la bailarina Eveyn Viamonte Borges alrededor de una Cydonia Oblonga convertida en árbol móvil. Los cuerpos de Evelyn y Nataliya fueron naciendo de una falda hecha de papel, plegándose al árbol como ramas humanas en un proceso de transformación y metamorfosis.  Fue una actuación próxima a lo increíble que nos hizo asistir a ese instante de fusión entre el arte y la naturaleza.

Graduada en Artes Visuales y Danza dentro del itinerario de Teatro Físico en 2014. Ese mismo año participa en el programa de creación artística Watermill Summer Program 2014: a laboratory for performance en Nueva York, dirigido por Bob Wilson. En 2015 crea Al descubierto Physical Theatre junto a Marta Cavassa y Alicia Velasco. En 2016 obtiene una residencia en el Centro de Danza Canal para crear Absens, obra finalista del Certamen de Nuevos Investigadores Teatrales ese año. Ese mismo año es seleccionada para formar parte del Laboratorio Rivas Cherif del Centro Dramático Nacional.

¿Qué soñabas ser de niña?

En la niñez me encantaban los insectos y quería “estudiarlos” cuando fuera mayor. Tenía un peluche curioso que era un gusano verde e iba con él a todas partes. En la temprana adolescencia no soñaba con pertenecer a alguna profesión en especial, me encantaba leer y pintar y disfrutaba mucho de las asignaturas de la rama de humanidades en la escuela.

¿Cuándo decidiste dedicarte a la danza?

¿Qué te atrae de esa expresión artística?

A los 12 años me apunté a las clases de danza y desde entonces prácticamente no he parado de bailar. Cuando empecé a estudiar el teatro físico algo cambió en mi percepción del trabajo con el cuerpo. Se abrió una puerta desconocida a explorar y me olvidé por completo de esa “danza” que conocía antes que solo movía el cuerpo de una manera determinada en el espacio. En el teatro físico se podía evocar algo incomunicable del vivir, donde las vivencias, los sueños y pensamientos se convierten en carne y no hay necesidad de ilustrar nada o contar historias. En teatro físico trabajamos desde la fisicidad de la experiencia y esto me enamoró.

También a raíz de estudiar los terrenos del teatro físico, descubrí la danza butoh, que el maestro Rhizome Lee define como “una guerra a muerte contra el juicio humano liberada en el propio cuerpo”, una definición que me gusta mucho. Hoy día camino entre el teatro físico y el butoh.

Formas parte de Al Descubierto una compañía de danza y teatro ¿Qué montajes y espectáculos hacéis?

Somos una compañía joven, empezamos a trabajar a mediados del 2015 y desde entonces Al descubierto Physical Theatre ha creado No exit (2015), Nostalghía (2015), La perla (2016) y Absens (2017). Cuando nos encontramos en el proceso de creación de una obra nuestro día a día se basa en el entrenamiento, la improvisación y la experimentación con el material (textos, ideas, objetos…).

 No exit fue desarrollada en residencia en el Mediterranean Dance Center en Croacia, es una pieza de danza teatro inspirada en A puerta cerrada de J. P. Sartre y que en España solo pudimos representar en el Certamen de Nuevos Investigadores Teatrales 2015 del Atalaya-TNT. Duraba unos 30 minutos y cuando medio año después nos pusimos a trabajar sobre esta obra en residencia en el Centro de Danza Canal, nació Absens, un montaje totalmente distinto y que habla sobre las experiencias de los refugiados sirios. Estas dos creaciones se exploraron desde el teatro físico y la danza teatro; La perla y Nostalghía (esta última es una creación de Marta Cavassa que escribió el texto y luego lo puso en escena) se mueven dentro de un lenguaje más puramente teatral. La perla es una adaptación del cuento del mismo nombre de Yukio Mishima y le tenemos mucho cariño porque fue a partir del trabajo sobre este montaje cuando sentimos que realmente nació la compañía.

Has formado parte de residencias artísticas internacionales, con Bob Wilson

¿Qué diferencia ves entre la danza en España y en el exterior?

¿Cómo sentimos y vivimos la danza en España?

En España las compañías y los creadores que trabajan en las artes escénicas, sobre todo los del sector más alternativo, carecen de un buen apoyo de las instituciones para poder dedicarse a la creación e investigación desde cierta estabilidad. Tampoco es fácil conseguir un espacio donde poder dedicarse a la creación, siempre existe en medio un “a cambio de”. Puede que esto ocurra porque políticamente eres un medio de producción de un contenido cuya finalidad es generar dinero, no conocimiento u otro tipo de experiencia colectiva y social. Se pretende que con la cultura se pueda obtener beneficios económicos y no se la aprecia como un motor canalizador de vivencias y de apertura hacia “otros lugares” de una sociedad más allá de su capacidad del rendir económicamente. Esto hace que muchas compañías españolas estén obligadas a continuamente producir para sobrevivir y se le quita peso a los procesos que surgen de una necesidad profunda de crear.

¿Cómo ha sido trabajar con Bob Wilson?

Poder vivir y crear en el Watermill Center de Bob Wilson fue un gran regalo de vida y una experiencia mágica. Una vez Bob nos dijo: “aquí todo es posible”, y creo que él quería que este pensamiento estuviera presente en nosotros no solo durante el tiempo de la residencia sino para siempre. Trabajábamos plantando, construyendo, pintando, cortando madera, limpiando los jardines y terrenos del centro hasta no poder más… Había una unión muy fuerte entre la creación artística y el trabajar con la tierra, trabajar al aire libre y en contacto con distintas materias. The Watermill Center es el lugar que Bob Wilson considera su verdadera casa y la abre, comparte y deja que lo sea también para los demás. Es quizás lo que se puede observar en su trabajo en el teatro: crea espacios que comparte con el espectador más allá de representaciones teatrales.

Bionic festival__HACHE FOTO
BionicFestival

Recientemente has obtenido el tercer premio en el BionicFestival con tu compañera Evelyn Viamonte Borges

¿Cómo ha sido la experiencia de crear con árboles?

Evelyn fue mi maestra de teatro físico cuando era estudiante, hoy día trabajamos juntas y sigue siendo para mí una maestra y una gran inspiración como ser humano y artista. Ella me había abierto la puerta al butoh, esa “danza del origen” que pertenece a lugares donde ni la razón ni el lenguaje pueden penetrar. Nos llamó la atención el Bionic Festival: danzar desde el butoh con un árbol, un símbolo que remite a la vida y sus ciclos y a la unión entre el subsuelo y el cielo nos resultó una idea interesante. Evelyn tenía una falda enorme hecha de papel en cuyo centro hemos colocado la maceta con el árbol, parecía un manto de tierra de la que este crecía: danzamos el salir de esta tierra como un día lo hizo el árbol, una danza del nacimiento. Fue una experiencia muy especial, Evelyn y yo pertenecemos a diferentes generaciones y al salir de esa “tierra” y bailar alrededor del árbol sentí como si se unieran en un mismo instante en una misma danza dos tiempos, la madre y la hija, la maestra y la alumna, el subsuelo y el cielo y donde el árbol era el punto de unión y el gran símbolo de esta unión de la mujer con la naturaleza.

¿Qué proyectos tienes?

¿Dónde podremos verte bailar y actuar?

Actualmente con la compañía estamos trabajando en Vidrio Molido en los huesos, una obra de teatro físico que nació a partir de un proyecto de investigación escénica en el laboratorio Medialab Prado durante el 2017. Esta creación se inspira en dos relatos: La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada del escritor Gabriel García Márquez, y de La casa de las bellas durmientes de Yasunari Kawabata. El estreno va a tener lugar el día 11 de febrero en la sala El Umbral de Primavera y estaremos en la cartelera los demás domingos de ese mes y del mes de marzo. Se nos puede seguir a través de la página web de Al descubierto Physical Theatre y el Facebook donde publicamos las noticias relacionadas con nuestros proyectos y funciones por venir.

Más información sobre Nataliya Andru

Al Descubierto Physical Theatre

Facebook Al Descubierto

Facebook Nataliya Andru

Instagram

Bionic Festival

Todas las fotos cedidas a Caras de la Información por Nataliya Andru y Bionic Festival

Fotos  de

 Andrés Contreras

Raúl Bartolomé 

HONEVO

Nina Chalot

David Martín Rodero

Sara Fraguas

HACHE FOTO

 

¿Que te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s