Iara Guedes

Iara Guedes es una artista multidisciplinar nacida en São Paulo (Brasil). 

Creció en un ambiente artístico y desde muy niña jugaba con su hermana a crear espectáculos para sus familiares y amigos.Tras licenciarse en Danza y Performance en la facultad de Comunicación y Artes del Cuerpo de Sao Paulo decidió estudiar animación y efectos digitales y  Cine Digital en la Academia Internacional de Cine y Animación de Personajes en la Escuela Melies. Desde 2014 vive en Berlín donde su trabajo se ha visto influido  por el Butoh japonés y el expresionismo alemán y le ha permitido explorar utilizando vídeo, fotografía, instalaciones y animación, colaborando con otros artistas. Hace unos meses ganó la segunda edición de Bionic Festival, el único festival del mundo de danza con árboles, en Madrid, con el espectáculo “The Burning Forest”. Iara reflexiona en su trabajo sobre los procesos evolutivos, las dualidades, los ciclos, las repeticiones, las transformaciones y la inversión entre el sujeto y el objeto a través de la improvisación y la invitación a la no pasividad del público.

¿Cuándo supiste que querías dedicarte a la danza y el arte?

 Mi padre era artista plástico y mi madre maestra de arte y literatura, entonces crecí en un ambiente de efervescencia cultural en los años 80 en Sao Paulo (Brasil). Me llevaban a espectáculos y exposiciones de la vanguardia brasileña y desde niña creaba elaborados espectáculos, con coreografía, escenario, instalaciones y vestuarios, que presentaba junto a mi hermana, para amigos, tanto adultos como niños. Para mí era una idea natural ser artista y estudié Danza y Performance en la facultad de Comunicación y Artes del Cuerpo. Dificultades financieras me llevaron a trabajar y aprender animación y efectos digitales, lo que me abrió una enorme gama de posibilidades pues siempre he investigado las posibilidades de trabajar fusionando performance y otros medios.

¿Cuándo empezaste a introducir la animación y la tecnología a tus espectáculos?

 Al principio empecé con video performances donde exploraba nuevas posibilidades de tiempo y espacio en un sentido estético, pero después cuando me mudé a Berlín tuve la oportunidad de hacer un trabajo más autoral y empecé a usar proyecciones de animaciones en presentaciones en vivo también.

¿Cómo se ha desarrollado tu carrera?

 Siempre me sentí como una especie híbrida habitando dos mundos que muchas veces se resistía a encajar. Por un lado la danza y las performance estaban desconectadas, pues sentía que necesitaba ir más allá de los conceptos del típico espectáculo donde las oportunidades me aparecían. Me interesaba mucho un trabajo más conceptual y minimalista. En el otro lado la animación y  los efectos digitales eran un mundo donde el cuerpo era prácticamente relegado a estar en una silla por horas, días, años. Cuando me mudé a Berlín en 2014, encontré importantes asociaciones que colaboraban mucho para que esos dos mundos se mezclasen permitiéndome así desarrollar mis propios trabajos con total autonomía creativa.

¿Cómo entra el Butoh en tu mundo? ¿Qué te interesó de esta disciplina que aborda los aspectos fundamentales de la existencia humana?

Siento como si el Butoh siempre hubiera habitado mi ser. En 1999 estudié contacto e improvisación con la intérprete Marta Soares, ella había estado en Japón y estudió con Kazuo Ohno. Este fue mi primer contacto consciente. 15 años después, en Berlín, estudié con Masaki Iwana y considero que a partir de entonces el Butoh pasó a influenciar mucho mi existencia, como un despertar de un estado de latencia.

¿Cómo describirías tus performance-instalación-interactiva, donde el artista es una especie de escultura viviente?

 Tengo un gran interés por personas que están excluidas social y económicamente por edad, por genero, por limitaciones físicas. Me gustaría destacar y mostrar ese extenso universo que forma parte de cada una de esas personas, bajo las luces del escenario o sobre una especie de pedestal. Estas personas tienen una autenticidad y una presencia muy fuerte y creo que una mirada más atenta puede hacernos resonar con nuestras cuestiones existenciales más importantes. Me gustaría poner la atención en ellas de la misma manera que una escultura es expuesta en un museo para ser admirada, analizada o criticada. Recordando los antiguos shows de horrores donde personas eran expuestas como aberraciones y cuestionando a nuestra humanidad al juzgar, excluir, esclavizar, matar y no respetarnos  los unos a los otros dentro de un contexto artístico actual.

Colaboras también con tu madre Teresa, háblame de esos espectáculos ¿Cómo os sentís expresando y creando juntas?

 Mi madre es una gran artista. Ella tiene mucho conocimiento y sensibilidad. Desde que empezamos a desarrollar trabajos juntas siento una maduración desde una base teórica y conceptual. ¡Nos llevamos muy bien, ella es la pareja perfecta! Desde joven ella me introdujo en el mundo literario del realismo mágico y del cine de autor y siempre tuvimos grandes conversaciones analizando obras desde un punto de vista que trascendía lo obvio. Desde análisis metafísicos o psicológicos hasta científicos y poéticos. Y todo esto forma parte de nuestro proceso creativo. Nuestros trabajos son un work in progress que siguen desplegando y evolucionando de diferentes maneras. En fotos, películas o presentaciones en vivo, ese proceso todo en sí nos interesa como un ser vivo, orgánico, visceral. Nuestra asociación tiene mucha naturalidad y complicidad. Una especie de telepatía tal vez. Nuestros ensayos son básicamente conversaciones y marcas de escenario. Las presentaciones son improvisaciones y estamos siempre muy atentas la una de la otra como si estuviéramos dentro de un pequeño acuario y cualquier movimiento en el agua fuera percibido. La gente se emociona mucho porque creo que pueden sentir nuestra conexión.

¿Qué te inspira a la hora de crear un espectáculo?

 Me inspira traer lo que está en la sombra hacia la luz, los ciclos, las repeticiones, la evolución, los mecanismos de defensa, los sueños, las dualidades, las oposiciones. Me inspiran los contrastes, el blanco y el negro que cambian de colores entre sí. Pero también investigando todos los matices de gris como una animación de Hayao Miyazaki, donde el personaje al mismo tiempo es niña, vieja, bruja y heroína. Sin límites, sin moralismo, todo coexistiendo al mismo tiempo en la complejidad de un ser humano. Y la improvisación, que considero la mayor conexión que puede existir entre intérprete y espectador pues pide una presencia atenta, una escucha casi metafísica y el desafío de la disolución del ego.

¿Cómo conjugas tecnología y cuerpo?

 En el principio del proceso creativo tengo una imagen o una sensación como cuando intentamos recordar un sueño, pero, las imágenes, colores y acciones se confunden y nos vemos llenando aquella memoria perdida con nuevas y racionales ideas. De una manera que en algún momento ya no sabemos si soñamos, imaginamos o creamos. De ahí siento que tengo un punto de partida aparentemente caótico pero con un rico sustrato creativo. A veces generando movimientos, nuevas capas y necesidades de expresión. Me interesa dejar las posibilidades abiertas y por eso el uso de la improvisación y colaboración. Me gusta la simplicidad, el minimalismo y la claridad, pero dejando espacio creativo para las personas que están viendo el espectáculo. Una manera de integrar al espectador para que él se reconozca y se conecte con la obra. Para que la obra resuene dentro de cada uno, con sus diferentes experiencias y elecciones, generando una obra diferente para cada espectador-creador. La tecnología entra como un elemento poético, complementando el concepto no sólo visualmente sino creando otra capa para el diálogo entre espectador y espectáculo.

Recientemente has ganado el Bionic Festival ¿Qué te inspiró  para crear The Burning Forest? Cuéntame la experiencia de bailar con árboles vivos.

 Para mí fue un gran honor participar en este festival tan encantador. Que bonita la posibilidad de bailar con árboles vivos y estar rodeada por personas que respetan y se interesan por la preservación de las especies, de la vida. The Burning Forest fue originalmente encargado por la curadora Tainá Guedes para la Food Art Week 2017, donde el tema era “Vs. Meat”. Ella me pidió que preparara una performance que abordara la devastación de la selva amazónica para la plantación de soja transgénica para alimentar animales para el consumo humano. El bosque es primero quemado, dejando el suelo sin vida y todo lo que allí había antes. Animales, personas, árboles, insectos, miles de especies y culturas. Todo. Entonces quise dedicar esta performance a todos los seres vivos que murieron y que están muriendo a causa del consumismo y conformismo humano. Siempre he presentado esa performance con ramas secas representando la muerte. En Bionic Festival tuve la oportunidad de bailar con árboles vivos y eso añade un elemento de esperanza muy bonito. La energía de la vida, incluso rodeada de tragedias, es muy fuerte. Para mí fue una experiencia transformadora y reveladora.

¿Qué proyectos tienes? ¿Dónde podremos verte?

 Este año participo de la Food Art Week en París, Ciudad de México y Montreal. El tema del festival en 2018 es “Sugar” y presentaré una performance-escultura-instalación, titulada “Temptation”, con la participación de personas que harán un previo taller conmigo. Es parte de una serie de performances que estoy desarrollando, donde hago una reflexión sobre el contexto de la manzana como fruto del pecado original. En breve, un video musical del cantante y compositor Cameron James Laing, que dirigiremos Javier Blanco Chiocchio y yo y, en él que además de actuar hago los efectos digitales inspirados en “Solaris” de Stanislaw Lem.

Más información sobre Iara Guedes

Web

Web Cargo Collective

Facebook

Vimeo

Flickr

Instagram

Food Art Week 2018

Todas las fotos cedidas a Caras de la Información por Iara Guedes

 

 

¿Que te ha parecido?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s